Chivas 1-0 Tigres… El 'Sheriff' mantiene a Chivas en el liderato

Cuando Alberto Medina mandó la pelota a guardar, salió desde su banca a la línea de banda a aplaudir la ejecución del sinaloense. Fernando Quirarte, técnico del Guadalajara, ha logrado imponer en...
 Al minuto 51 Alberto Medina hizo el único gol del partido.  (Foto: Notimex)
Estadio Jalisco, ante una regular entrada -
  • Chivas sigue invicto de la mano de Fernando Quirarte
  • El Rebaño Sagrado acumula tres victorias y un empate con el “Sheriff” en el banquillo
  • El sábado visitarán en el Jalisco a los Rojinegros, en el Clásico Tapatío 200

Cuando Alberto Medina mandó la pelota a guardar, salió desde su banca a la línea de banda a aplaudir la ejecución del sinaloense. Fernando Quirarte, técnico del Guadalajara, ha logrado imponer en su equipo la intensidad y garra que le pidió a sus jugadores desde el día en que asumió la Dirección Técnica, y en base a ello, no solo mantiene invicto al Rebaño Sagrado, sino que con la victoria sobre Tigres de esta noche, por 1-0, le alcanzará para seguir como superlíder del campeonato Apertura 2011.

Es cierto que no fue un partido de intensidad durante los 90 minutos, ni siquiera en la parte inicial, Chivas logró imponer sus condiciones y manifestar su superioridad sobre la cancha, con un gol en el marcador, pero sigue ganando, manifestando que llegará como en “caballo de hacienda” a la Liguilla, soñando con ser la excepción a la regla, en una Fiesta Grande donde el superlíder es el primero en sucumbir.

Un zapatazo cruzado de Alberto Medina, desde las afueras del área, al minuto 51, fue la llave que le abrió la puerta al Rebaño Sagrado para definir el encuentro a su favor y terminar por imponerse con intensidad y pasión sobre un Tigres rígido, meticuloso, que nunca se salió de su esquema, a pesar de estar abajo en el marcador.

Chivas alcanzó 28 puntos, suficientes para seguir ostentando la vestimenta de superlíder, al menos, de aquí al fin de semana, cuando enfrenten a unos desahuciados Rojinegros del Atlas, en la edición 200 de los Clásicos Tapatíos de forma oficial.

Con Quirarte en el banquillo, Guadalajara ganó en intensidad transmitida desde el propio estratega, y con eso le alcanza también para seguir invicto bajo su gestión -tres victorias y un empate-, con nueve goles anotados y dos recibidos en esos cuatro partidos.

Tigres tuvo que padecer desde temprano al quedarse con 10 hombres tras la expulsión de Manuel Viniegra al 25’, y la salida de Carlos Salcido, quien, por una lesión, debió abandonar el terreno desde el minuto 19. “Tuca” tuvo que recomponer y esas piezas ya no embonaron.

Por cierto, Salcido, quien fue figura entrañable de Chivas durante su época, y quien se fue por la puerta grande al emigrar a Europa, no fue bienvenido en territorio Chiva, pues la gente abucheó cada que el ocotlense tocó el balón.

Tigres se desinfla, pues de haber permanecido un buen rato en lo más alto de la Tabla General, ahora mira hacia arriba al superlíder, tras haberse quedado estancado en 22 puntos, a pesar de que aún tiene aspiraciones a la Liguilla.

Y mientras la parcialidad radical del Guadalajara dedicó infinidad de cantos a sus homólogos Rojinegros, con quienes se verán las caras el próximo fin de semana, el “Sheriff” se santiguó, tomó una botella de agua y la apuró hasta el fondo, de la misma manera en que ha bebido del elixir de la victoria en tres Jornadas de manera consecutiva.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×