Chivas 2-2 Pachuca... Amargo superliderato del Rebaño

Cuando Chivas ya saboreaba las mieles de la victoria, mezclada con el glorioso sabor del superliderato, se cruzó el sabor amargo a "paleta", con el zapatazo en el minuto 89’, que fulminó con las...
 Cuando Chivas ya saboreaba las mieles de la victoria, mezclada con el glorioso sabor del superliderato, se cruzó el sabor amargo a "paleta", con el zapatazo en el minuto 89’, que fulminó con las posibilidades conseguir la victoria ante los Tuzos.  (Foto: Notimex)
Estadio Omnilife, ante una regular entrada -
  • Ambos equipos terminaron con diez hombres
  • Guadalajara sumó un punto y le bastó para ser superlíder
  • Pachuca tiene comprometido su pase, a pesar del empate 

Cuando Chivas ya saboreaba las mieles de la victoria, mezclada con el glorioso sabor del superliderato, se cruzó el sabor amargo a "paleta", con el zapatazo en el minuto 89’, que fulminó con las posibilidades conseguir la victoria ante los Tuzos del Pachuca y terminar empatando a dos goles, en el Estadio Omnilife. El cerrojazo a la campaña de Chivas fue sufrido, complicado y trabado, desde el hecho de que le costó trabajo horadar la valla hidalguense, hasta que le terminaron empatando en una de las últimas jugadas del partido. El grito de gol salió con fuerza desde el ronco pecho de Enrique Esqueda y le amargó la fiesta a Chivas, a pesar del mariachi que engalanó la despedida al torneo regular. Guadalajara fue sin duda el mejor del campeonato, pero no pudo ratificarlo en el último duelo del partido, al cometer errores que terminó pagando caros. Uno de ellos fue la expulsión absurda a la cual se hizo meritoria el guardameta Luis Ernesto Michel, en los minutos iniciales de la parte complementaria. Chivas se puso adelante en el minuto 21’, a pesar de que le costó trabajo ponerse de frente a la portería de los Tuzos, luego de un gran centro de Miguel Ponce, que, de manera un poco accidentada, Marco Fabián remató de derecha y salió rebanada, pero con la suerte necesaria para meterse en el arco de Velázquez y ponerse al frente. El Guadalajara se fue al descanso con la ventaja parcial, sin imaginarse cuán complicado sería mantener esa ventaja, y que a final de cuentas no pudo retener. Al 49’, el guardameta y sub Capitán de Chivas se envalentonó luego del cobro de un córner y tirarle la pelota al rostro a David Muñoz Mustafá, quien respondió la agresión con una patada sobre el arquero. Ambos pagaron por el error y se fueron expulsados. Guadalajara se vio obligado a modificar su esquema, y sacar de la cancha Jorge Mora, que no trascendió mucho en el partido, para darle lugar a Víctor Hugo Hernández, en lugar del guardameta suspendido que no verá acción, al menos, en el debut rojiblanco en la Liguilla. Enrique Esqueda se encargó de emparejar por primera vez el marcador, al 54’, complicando el panorama del equipo de Quirarte. Sin embargo, casi 20 minutos después, al 65’, Guadalajara encontró los arrestos necesarios para retomar la ventaja, la cual no terminó de conservar: Héctor Reynoso tocó desde la zaga para Jesús “Chapo” Sánchez, por el lado derecho, y éste cedió para Erick Torres tras el desborde, el “Cubo” gambeteó y tocó al palo derecho de Velázquez para marcar el 2-1. Y cuando Chivas ya se saboreaba la victoria, bajó los brazos un minutos, y con eso tuvo Enrique Esqueda para recuperar un rebote desde la zaga, y patear para marcar un estupendo gol, al 89’, que emparejó el marcador, ante el gesto adusto y de molestia de Fernando Quirarte, que, sin duda, se fue con el sabor amargo de un empate con dejos de derrota. Chivas igual amarró el superliderato, pero no de la forma en que hubiera preferido y ahora esperará a conocer u rival, en tanto que Pachuca, a pesar de sumar, todavía sigue teniendo comprometido su boleto a la fiesta grande, y será hasta este domingo cuando se defina el destino de los dirigidos por Efraín Flores.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×