Tigres (4)3-0 Pachuca... Felinos aplastaron Tuzos y van a Semifinal

En el "Volcán" no hubo lugar para milagros ni sorpresas. Tigres atropelló a los Tuzos en el cierre de los Cuartos de Final y con un 3-0 contundente amarró su pase a Semifinales, donde se medirá al...
 En el "Volcán" no hubo lugar para milagros ni sorpresas. Tigres atropelló a los Tuzos en el cierre de los Cuartos de Final y con un 3-0 contundente amarró su pase a Semifinales, donde se medirá al Querétaro.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario -
  • Aplastan felinos a los Tuzos, y van a la antesala del título
  • Lobos y Damián humillan a un desangelado equipo hidalguense

En el "Volcán" no hubo lugar para milagros ni sorpresas. Tigres atropelló a los Tuzos en el cierre de los Cuartos de Final y con un 3-0 contundente amarró su pase a Semifinales, donde se medirá al Querétaro cargando el papel de gran favorito de la Fiesta. Una especie de venganza felina sobre los Tuzos se consumó con una noche humillante ante el conjunto hidalguense, que no fue ni la sombra de un rival digno, entregando la eliminatoria ya de por sí comprometida con el 1-0 adverso en la ida. El "Volcán" universitario volvió a rugir con el sueño de volver a una Final, tarea que hoy está un paso más cerca, y con Tigres como el más fuerte de los cuatro que quedan con vida en la campaña. Pachuca no sólo no logró anotar los dos goles que necesitaba ante los felinos, sino que además se llevó tres más en contra, apabullado casi como en el duelo del torneo regular. Y la humillación de los felinos no se dio sólo con la cantidad de goles, sino con la forma de conseguirlos, con dos poemas de Damián Álvarez y Lucas Lobos, que se dieron el lujo de recortar rivales en el área visitante, sentenciando la eliminatoria. Ahora Tigres queda como el mejor de la siembra, y tiene mano en caso para elegir el día de juego en que cerrará en casa, también con la ventaja de avanzar con el empate global. En caso de llegar a una Final, los felinos tendrán la oportunidad de coronarse en el "Volcán". La fiesta felina comenzó apenas al minuto 11’, cuando Lobos cobró un tiro de esquina por la izquierda, y Manuel Viniegra -sin saltar- anticipó a un estático Carlos Rodríguez para poner el 1-0 con un remate picado a primer poste, enfilando un triunfo que no se perdería más. Pachuca inquietó poco al frente, y una de las contadas fue al 16’, cuando Elías Hernández sacó un zapatazo con etiqueta de gol desde la media luna, pero Palos voló a dos manos para salvar el virtual empate en el encuentro. Efraín Flores había mandado ajustes que no le resultaron, y que agravaron el rendimiento de su plantel. En un intento por ser ofensivo, el técnico dispuso a Mauro Cejas como segundo recuperador, perdiendo la posesión en el medio. Segundo Castillo dejó de buscar la salida para ser el efímero guardián de Lobos. Pero lo más notable ocurrió en la banda derecha, donde sentó a Rogelio Chávez, exhibido en la Ida, para poner al joven Héctor Herrera, que corrió la misma suerte, y acabó expulsado al 61’ por frenar con faltas a sus rivales. Y el remache felino llegó apenas al 26’, cuando Lobos sufrió un ataque de habilidad, destroncó a la defensa y tras recorrer el área tuza de lado a lado fusiló de zurda a Carlos Velázquez, para poner el 2-0 que sepultó a los albiazules. Pero aún quedaba más en la pólvora auriazul, y al 36’ Damián Álvarez bajó por la izquierda un centro de Jiménez, y en el área chica se quitó a Héctor Herrera y luego al portero Carlos Velázquez, para empujar la pelota sobre la línea en el 3-0 que obligaba al Tuzo a ir por cinco.   Desde ese momento el partido cayó en un bache, con un Pachuca noqueado y unos Tigres precavidos para evitar un accidente. Todavía Félix Borja pudo ponerle dignidad a la eliminación, pero falló dos manos a manos al 44’ y al 48’, enterrando el espíritu del equipo. Ferretti cuidó en el segundo tiempo a sus piezas vitales, y sacó gradualmente a Danilinho, Damián Álvarez y Lobos, para poner a Acuña, Acosta y Pulido. Francisco Chacón silbó sin problemas el final de la batalla, y la afición felina celebró en un día inusual, a la espera de conocer su suerte en Semifinales, aunque con una cosa segura: Esta Liguilla se está pintando de amarillo con azul.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×