Tigres 2-1 Estudiantes... Felinos cumplen un año invictos en casa

El Estadio Universitario continúa siendo una fortaleza para Tigres, donde ningún rival logra llevarse los tres puntos y esta noche al vencer 2-1 a Estudiantes una vez más se demostró, pues los...
Pulido metió gol y puso el pase para el segundo.
 Pulido metió gol y puso el pase para el segundo.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, Monterrey, Nuevo León,... -
  • Los felinos ligan 21 partidos en casa sin derrota
  • El último descalabro de Tigres en casa ocurrió el 29 de enero del 2011 ante Toluca
  • Estudiantes se hunde y va en caída libre a la Liga de Ascenso 

El Estadio Universitario continúa siendo una fortaleza para Tigres, donde ningún rival logra llevarse los tres puntos y esta noche al vencer 2-1 a Estudiantes una vez más se demostró, pues los felinos ligan 21 partidos en casa sin derrota y cumpliendo así un año invicto en el "Volcán".   La última vez que Tigres cayó en el Estadio Universitario fue el 29 de enero del 2011, en un duelo en el que cayó 1-0 con un golazo de Carlos Esquivel.   En este duelo, los universitarios lograron cumplir un año de aquel encuentro enfrentando a Tecos, un rival con el cual no deberían batallar, puesto que los de Zapopan están presionados por la porcentual donde ocupan el sótano y en la tabla general son penúltimos; después de 90 minutos, Tigres llegó a siete puntos y los jaliscienses se hunden al estancarse con un punto.   Y así comenzó el partido, los de la UANL de inmediato tuvieron la superioridad que se esperaba, aunque con un parado sorpresivo, pues ante las ausencias de Lucas Lobos y Damián Álvarez, Ricardo Ferretti mandaría línea de cinco atrás incluyendo a José Rivas y al frente dos delanteros, agregando a Alan Pulido; ambos jugadores que son banca en el equipo.   Esto le funcionó de maravilla, ya que al minuto cinco Tigres abrió el marcador, cuando Elías Hernández recuperó el balón y dio pase al círculo central para Alan Pulido, quien tomó el esférico e inició su camino al arco, favoreciéndole dos rebotes con dos rivales, para quedar frente al arquero y definir en el mano a mano por debajo del guardameta.    Tecos no lograba responder con alguna jugada de peligro, sólo Rodrigo Ruiz era el más peligroso, pero no conseguía fabricar algo que preocupara a la zaga felina. Al 9’, el "Pony" amenazó con centro al área, pero la defensa de Tigres logró cortar el trayecto del balón.   Después de esa acción, vinieron los desfiles de jugadas de peligro de los auriazules, con un Pulido inspirado que al 13’ se animó a tirar desde fuera del área coqueteando con el travesaño.   Jorge Torres Nilo también se mostró muy cooperativo en la ofensiva, subiendo por la banda izquierda y presentando al área varios centros con claridad, el primero de ellos al 17’, donde Héctor Mancilla a primer palo remató por fuera; al 21’ se dio otra acción similar, la cual no fue concretada por el chileno.   Rápido al minuto 22 cayó el 2-0 de Tigres, en tiro de esquina que cobró Elías Hernández en corto para Pulido, quien centró al área donde de cabeza José Rivas aprovechando su altura, pudo rematar pese a que tenía la marca del rival.   Los felinos siguieron con llegadas de peligro, pero se la pasaron perdonando a Tecos, aunque en un tiro libre de Juninho que mandó a segundo palo, el arquero Christian Martínez se lució salvando a su equipo.   Tecos no llegaba ni por equivocación, hasta que en el minuto 44 Alejandro Castro remató fuerte al arco, donde el portero Enrique Palos estuvo atento y sin problemas se quedó con el balón.   Para la parte complementaria, la lluvia fue más intensa y esto provocó que Tigres bajara en su ritmo de juego, tal vez sintiendo el resultado en la bolsa.   Sin embargo, todo se complicó al 54’ de acción, cuando el silbante Miguel Ángel Ayala marcó la pena máxima, en una jugada donde Juninho le pega en el pie al "Pony", pero sin la intención, puesto que los dos iban al balón.   Rubens Sambueza cobró al 55’ y anotó de zurda al costado izquierdo del arquero, quien a su vez salió a lado contrario. Con esto Tigres seguía arriba, pero se acortaba la distancia, ahora el marcador indicaba 2-1.   Tigres parecía perder el control y al 58' se salvó del empate, cuando el recién ingresado Braulio Luna dentro del área se perfiló para disparar y milagrosamente apareció Hugo Ayala para tapar el disparo.   Ahí despertó de nuevo el cuadro felino y de inmediato respondió con un centro de Torres Nilo que pasó hasta la banda derecha, de donde de nuevo vino el balón al área, Elías lo controló, se dio media vuelta y estando con el espacio para matar, mandó el esférico para afuera.   Los minutos restantes no trajeron nada para nadie, Tigres se fajó en la zaga y Estudiantes ya no logró otra llegada.   Para la Jornada 5, la UANL visita el domingo al América y Estudiantes recibe el viernes al Atlas.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×