Pumas (1)1-1(4) Monterrey... Confirman felinos y Rayados sus realidades

Por segundo año consecutivo, el Monterrey alcanzó la Final de la Concachampions al hacer válido el pronóstico más infalible de superar a Pumas.
Por segundo año consecutivo, el Monterrey alcanzó la Final de la Concachampions al hacer válido el pronóstico más infalible de superar a Pumas.
 Por segundo año consecutivo, el Monterrey alcanzó la Final de la Concachampions al hacer válido el pronóstico más infalible de superar a Pumas.
Estadio Olímpico de CU, ante una mala entrada -
  • Sin varios jugadores estelares, Rayados concretó el boleto a la Final para enfrentar a Santos
  • Pumas anotó sólo un gol de los cinco que requería en esta Vuelta de Semifinal de Concachampions
  • El árbitro fue Mauricio Morales, quien el sábado también le pitará al Monterrey contra Tigres

Por segundo año consecutivo, el Monterrey alcanzó la Final de la Concachampions al hacer válido el pronóstico más infalible de superar a Pumas.

Los Rayados hicieron lo justo para empatar 1-1 y dejar un global de 4-1, producto de su triunfo por tres goles en la ida, donde construyeron el 90 por ciento de su pase a la Final, en la que se encontrarán con Santos, que también esta noche eliminó al Toronto FC.

Esta noche, el reloj corrió lento porque para ambos equipos el partido bien pudo significar un trámite. Porque por más que el plantel regiomontano dijo respetar a su rival y los felinos pretendieron mantener las esperanzas, desde la conformación de las alineaciones el resultado estaba cantado.

Con el Clásico ante Tigres como compromiso sabatino, Víctor Vucetich se dio el lujo de arrancar con Humberto Suazo, Luis Pérez, Aldo de Nigris y Ricardo Osorio en la banca, además de que envió al palco a los Sub-23 Hiram Mier y Darvin Chávez, quienes apenas el lunes conquistaron el título Preolímpico.

Así hicieron notar más las mermas en el cuadro auriazul, a cuyo DT, Guillermo Vázquez, no le quedó más que utilizar de inicio a Javier Cortés, a pesar de que también jugó dicha Final de CONCACAF hace un par de días.

El Monterrey salió a medir las aguas. Pumas a reventar el balón con intentos de gol de larga distancia, alternativa a su escaso potencial para construir jugadas cercanas al arco.

Por ello la primera jugada clara fue del visitante, gracias a una descolgada de Abraham Carreño, quien le ganó la marca a Efraín Velarde y punteó por encima del arquero un balón que salvó el "Chispa" casi en la línea.

Después de que Martín Bravo y Eduardo Herrera fracasaron en sus intentos frente al arco rayado, Ángel Reyna convirtió el 0-1 al 34’, cuando de zurda empalmó el balón tras una pared con César Delgado.

En el palco visitante, Mier y Chávez chocaban las palmas con el Presidente Rayado, Jorge Urdiales, mientras la afición felina terminaba por aceptar la realidad. Entre lo poco rescatable que tuvo Pumas, estuvo el mediocampista Diego de Buen, quien aprovechó su potentísima pierna derecha para angustiar a Orozco con un disparo al 44’ y otro al 62’ en tiro libre, cuando provocó una enrome atajada del arquero visitante.

Seguramente con la mente más puesta en Santos o Tigres, Vucetich había sacado al "Chelito" y a Reyna al inicio del complemento. Así Pumas pudo equilibrar un poco el duelo, que fue de Semifinales pero que bien pudo ser del puntero contra el sotanero de la Tabla.

Aún así, los Pumas dieron muestras de orgullo y empataron al 71’ con un remate de José Antonio García luego de un recentro de De Buen.

Ya sin Concachampions y prácticamente sin posibilidades en la Liga, Pumas deberá apostar sus ilusiones hasta el próximo semestre, mientras Rayados piensa en el Clásico ante Tigres el sábado próximo y en la Final de este torneo ante Santos, que se disputaría los días 18 y 25 de abril, primero en el Estadio Tecnológico, para dejar el desenlace del certamen en el Estadio Corona.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×