Santos 2-2 Puebla... Adiós a la perfección

Tras un comienzo trepidante y efectivo, en el que tomaron una cómoda ventaja que pintaba, incluso, para terminar en goleada, Santos Laguna se durmió y dejó crecer a un Puebla que no desaprovechó...
Tras un comienzo trepidante y efectivo, en el que tomaron una cómoda ventaja que pintaba, incluso, para terminar en goleada, Santos Laguna se durmió y dejó crecer a un Puebla que no desaprovechó la oportunidad para sumar su primer punto en el torneo.
 Tras un comienzo trepidante y efectivo, en el que tomaron una cómoda ventaja que pintaba, incluso, para terminar en goleada, Santos Laguna se durmió y dejó crecer a un Puebla que no desaprovechó la oportunidad para sumar su primer punto en el torneo.  (Foto: Notimex)
Torreón, Coahuila -
  • Santos perdonó el la primera parte
  • Puebla vino de atrás y se llevó un justo empate

Tras un comienzo trepidante y efectivo, en el que tomaron una cómoda ventaja que pintaba, incluso, para terminar en goleada, Santos Laguna se durmió y dejó crecer a un Puebla que no desaprovechó la oportunidad para sumar su primer punto en lo que va de la campaña. Santos puso el pie en el cuello de su enemigo, sin embargo, cuando parecía tener todo bajo control, lo retiró y pagó el precio por no saber “matar” en el momento adecuado. Con empate a 2 goles por bando, los de la Comarca dejaron atrás su deseo de continuar con la marca perfecta, mientras que en Puebla celebran el punto ganado, puesto que sirvió para cortar con una racha de 5 partidos seguidos cargando derrota ante los de verde y blanco. Casi de inmediato la superioridad en planteles se reflejó en el marcador, para ser exactos al minuto 5, cuando el colombiano Carlos Darwin Quintero aprovechó un rebote para meterse al área enemiga, se quitó al “Mostro” Álvarez para simplemente empujar la pelota y poner arriba al Santos y de paso conseguir su tercer gol del campeonato. El dominio lagunero continuó y al ’14 Osmar Mares hizo gala de precisión y le puso un centro medido al estadounidense Herculez Gómez, quien se tiró de palomita para clavarla en el césped y anotar de rebote el segundo del encuentro. Puebla contra la pared al inicio del juego. El asedio continuó y por poco llega el tercero a los 18 por medio de un cobro de tiro libre por parte de Daniel Ludueña que  estremeció el travesaño poblano. La primera camotera se dio al 20’, gracias a una escapada por derecha de Edison Toloza que fue a dar a los pies de Matías Alustiza, pero lamentablemente desaprovechó su oportunidad. Pasó el tiempo y las cosas fueron encontrando acomodo, ambos equipos se asentaron y el dominio lagunero disminuyó, quizás porque los laguneros le soltaron el pie al embrague por saberse controlador del ritmo del partido. Santos mostró un poco de piedad y no quiso “matar” desde los primeros 45’ a un equipo que es obviamente inferior y que, además, está envuelto en una mini crisis de resultados y de funcionamiento. Abelairas repartiendo juego el centro del campo, Beasley muy retrasado y Alustiza sin balones a modo, así es muy difícil hacerle daño a un conjunto como el lagunero que está bien repartido en todas sus líneas. Pobre es la palabra para calificar el desempeño de los dirigidos por Daniel Bartolotta que no pudieron hacer nada más que contemplar como los Guerreros se hicieron de la pelota y que, si no ampliaron la ventaja, fue por fallas claras, tanto de Quintero como de Gómez. Tuvieron que pasar 59’ minutos para que Puebla diera muestras de vida, fue a través de un disparo solitario de  Alustiza directo a las manos de Oswaldo Sánchez, que con apuros logró atajar la pelota. Y ante la displicencia en que cayó Santos  resucitó la delantera camotera en una gran jugada elaborada por los Matías, Abelairas centró largo y cruzado hasta Alustiza, este bajó la esférica y disparó por abajo para vencer a Sánchez Ibarra y darle finalmente a un juego desangelado en muchos sentidos. La reacción tras el gol fue positiva para la visita y por consecuencia para el juego, que comenzó a dar algunas emociones sobre ambas porterías. Por Santos el ingreso de Lugo y Ramírez se tradujo en mayor velocidad al ataque y más posesión de pelota, pero por Puebla el deseo de empatar fue el principal motor para ir al frente en busca de recuperar algo que ya tenían perdido hasta que  lo consiguieron. Alustiza remató de bolea casi en el área chica para dejar sin oportunidad al meta lagunero y darle la recompensa a su equipo, que supo despertar y aprovechar el consentimiento de su rival. Se empató el juego justamente para los de La Franja. Pitó el árbitro y estalló el malestar de la afición por el resultado, pero sobretodo por el pobre funcionamiento demostrado en la segunda parte. Santos enfrentará este domingo al Real Madrid en los Estados Unidos y el viernes hará lo propio con el recién ascendido equipo de León. Por su parte, Puebla recibirá a Cruz Azul en el Estadio Cuauhtémoc.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×