Santos 3-1 Tigres... Guerreros encontraron la fórmula ante felinos

El "Científico del gol" encontró la fórmula adecuada para llevar de la mano a Santos Laguna a salir del bache de 4 partidos sin victoria.
El "Científico del gol" encontró la fórmula adecuada para llevar de la mano a Santos Laguna a salir del bache de 4 partidos sin victoria.
 El "Científico del gol" encontró la fórmula adecuada para llevar de la mano a Santos Laguna a salir del bache de 4 partidos sin victoria.  (Foto: Notimex)
Torreón, Coahuila, México -
  • Darwin Quintero anotó 2 goles

El “Científico del gol” encontró la fórmula adecuada para llevar de la mano a Santos Laguna a salir del bache de 4 partidos sin victoria. Carlos Darwin Quintero se destacó con un par de goles además de que Oribe Peralta anotó uno más con lo que se impusieron 3 goles por 1 a los universitarios, quienes descontaron por conducto de Lucas Lobos por la vía del penal. A decir verdad fueron los dirigidos por Ricardo Ferretti los que dominaron las acciones del encuentro, pero para su desgracia tuvieron la pólvora mojada. Siguen mal enrachados ya que acumularon 5 juegos al hilo sin ganar, con 3 empates y 2 derrotas. El triunfo fue muy valioso para Benjamín Galindo y su gente, ya que alcanzaron 11 puntos para por lo pronto meterse a zona de calificación en el sexto sitio momentáneamente. A su vez, Tigres se estancó en la tabla con 9 unidades. Los felinos comenzaron dominando, buscando sorprender a los locales durante los primeros minutos aunque con poca fortuna ya que no pudieron generar jugadas que comprometieran a la zaga santista. Damián Álvarez y Lucas Lobos fraguaron un par pero que no causaron el menor daño. Tuvieron que pasar poco más de 8 minutos para que Santos tuviera algo al frente y fue mediante un tibio disparo de Marc Crosas que pasó por encima de la portería de Enrique Palos. Pero la figura del colombiano Darwin Quintero apareció al minuto 13, cuando recibió un buen centro de César Ibáñez, peinó la pelota con maestría y abrió la cuenta en favor de los guerreros. Llama la atención que fue apenas la primera jugada de peligro sobre el área universitaria. Apenas 4 minutos más tarde apareció otra de las individualidades santistas, Oribe Peralta recibió balón de Edgar Lugo justo en el borde del área grande, se quitó a Palos para simplemente empujarla y meter su primero del torneo. Santos 2-0 Tigres con apenas un par de llegadas. La intensidad del juego contagió a la tribuna que comenzó a hacer su propio partido presionando a los rivales y al árbitro en cada oportunidad. Los regios se sintieron heridos y reaccionaron de la forma esperada: presionando, adelantando líneas y poniendo ya en predicamentos más serios a Oswaldo Sánchez, quien intervino acertadamente para guardar el cero en su portería. Tigres no se cansó de atacar, continuó asediando a los locales pero se quedó en la orilla de abrir su cuenta; a los 28', Luis García encaró al portero pero estrelló la esférica en el pecho de Sánchez, en una segunda jugada Rafael Figueroa alcanzó a desviarla antes de que cruzara la línea de gol. Definitivamente que la visita se adueñó por completo del juego, tocó bien a los costados para abrir la cancha y esperar el momento adecuado para centrar, mientras que Santos sólo se dedicó a reventar cada balón que pisaba su territorio. Finalmente les llegó la gran oportunidad, luego de insistir García se tiró una chilenita, el balón iba con dirección de gol pero Juan Pablo Rodríguez metió el brazo, el silbante Ricardo Arellano no dudó ni un instante en señalar la pena máxima y mostrar el cartón amarillo. El cobro de Lucas Lobos fue preciso al costado izquierdo del guardameta; se hizo justicia al juego con el primero de los regios. Santos 2-1 Tigres a los 36 minutos. La tónica del juego continuó subiendo de nivel, se convirtió en un encuentro de ida y vuelta y con emociones constantes en ambas porterías hasta que se terminaron los primeros 45 dejando un buen sabor de boca y con muchas expectativas para el complemento. Arrancó la segunda parte de manera vertiginosa, tal como cerró la primera, guerreros y felinos no escatimaron en ir al frente lo que provocó peligro constante. A los 49' Lobos tuvo una clara por derecha que rechazó Baloy, de igual forma Elías Hernández desaprovechó una al tirar raso cuando pudo haber centrado, el balón se fue lentamente por un costado. Conforme fue transcurriendo el partido, Santos se fue echando para atrás, se sintió cómodo dando la iniciativa al rival, que se de apropió de la posesión pero que no tuvo mayor profundidad. Sin embargo el peligro de gol fue siempre constante sobre la portería lagunera. Santos se limitó a atacar mediante contragolpes, dejando a Oribe Peralta como único hombre al frente, al que buscaron proyectar mediante balones largos pero ninguno le pudo quedar a modo con lo que todos los embates quedaron en simples intentos. Y cuando parecía que el segundo gol de Tigres era inminente, volvió a surgir la enorme figura del “Científico del Gol”, Darwin Quintero, quien elaboró una excelsa pared con Peralta, el colombiano pisó el área bajando la pelota para luego cucharearla sobre la humanidad de Palos que no pudo más que observar como su meta fue perforada por tercera ocasión en el partido. Santos se fue al frente 3 por 1 a pesar de haber sido dominados durante todo el tiempo. Pitó el silbante y la algarabía estalló en el Corona por el triunfo que ya le debía su equipo, más cuando se enfrentó a uno de sus rivales más odiados. Santos aprovechará el descanso de la fecha FIFA para jugar contra el Chicago Fire de la Major League Soccer.  Dentro de dos semanas visitarán al América, cuando el torneo de Liga vuelva a la actividad. Por su parte Tigres jugará en Houston contra el salvadoreño equipo del Club Deportivo Águila, para en quince días retomar la liga recibiendo al Cruz Azul.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×