MéxicoPrimera División MexicanaClausura 2013Jornada 16Chivas - Gallos Blancos


Querétaro venció a Chivas y se niega a morir

Pérez no pudo evitar el autogol. (Video: Elizabeth Ramírez)

José María Garrido | MEDIOTIEMPO (Corresponsal)
Estadio Omnilife, Guadalajara, Jalisco, México, domingo 28 de Abril del 2013

  • Con diez hombres, y virtualmente descendido, Querétaro hundió a Chivas
  • Guadalajara sumó su quinta derrota consecutiva
Con un hombre menos en la cancha, los Gallos Blancos se niegan a morir y buscarán una proeza en la última jornada del Clausura 2013 al vencer a Chivas en la cancha del Omnilife.

Querétaro venció por 2-1 a unas moribundas Chivas sin alma, sin corazón, pero sobre todo, sin un plantel competitivo que llegó a seis derrotas consecutivas en el presente torneo.

El Guadalajara nunca se pudo levantar de la derrota ante América, y se desmoronó ante un equipo limitado.

A pesar de que Gallos está a tres puntos de Puebla, y teniendo por delante el duelo ante los de La Franja, Gallos deberá ganar por un resultado mayúsculo y de escándalo, con diferencia de 11 goles, para permanecer en Primera, pues con el triunfo empatarían en puntos en la quema porcentual.

Al 19', un error en la salida de Héctor Reynoso, y una pobre marcación de Sergio Pérez por la banda derecha, se combinaron para que Julio Nava metiera un buen centro al área chica, donde Wilberto Cosme dio un sólido testarazo, que fue atajado a la perfección por Luis Ernesto Michel, a bocajarro.

Los Gallos debieron remar contra corriente, pues desde el minuto 27, Gonzalo Pineda perdió la cabeza, en una pelota dividida en mitad de cancha metió una plancha sobre Carlos Cisneros a la rodilla. El árbitro le mostró la roja directa al mediocampista del equipo queretano.

En dos minutos, Sergio "Cherokee" Pérez pasó de lo sublime a lo grotesco: al 37', el poblano llegó por derecha, hasta la raya de fondo, y metió un centro al corazón del área. Miguel Sabah intentó rematar de media tijera y la pelota salió apenas a un costado del arco de Sergio García.

Un minuto después, Luiz de Souza "Apodí" desbordó por el lado derecho, metió un centro a territorio de nadie, a donde llegó Sergio Pérez. El "Cherokee" pudo dejar pasar la pelota, controlarla y salir jugando o simplemente, tocar para otro compañero.

El poblano tomó la peor decisión: intentó rechazar y sólo logró rebanar la pelota, con tan mala suerte que la mandó a guardar al fondo de las redes. Un vergonzoso autogol puso al frente a Querétaro, que, con un jugador menos, tuvo mejor propuesta que la del Guadalajara.

Todavía, antes de irse al descanso, al 43' en una pelota detenida, Querétaro pudo ampliar la ventaja, con el recentro de cabeza de Dionicio Escalante y Wilberto Cosme punteó la pelota, y otra vez, a bocajarro, atajó Luis Michel.

Para la segunda mitad, Chivas modificó en sus primeros diez minutos e hizo sus tres cambios. Los jóvenes Ángel Zaldívar, Raúl López y Abraham Coronado debieron cargar con el peso en las modificaciones. Fierro, Enríquez y el malogrado "Cherokee" fueron los sacrificados.

De poco sirvieron los cambios. Al 52', casi de inmediato, vino un centro desde la derecha, por parte de Amaury Escoto, punteó en el anticipo Wilberto Cosme sobre Luis Ernesto Michel, quien, con una tenue salida, no evitó el segundo gol de los virtualmente descendidos Gallos.

Chivas mostró una breve reacción. Encontró coraje en un disparo desde las afueras del área, como no lo había tenido en todo el encuentro.

Al 67', Abraham Coronado controló tras un rechace defensivo, encontró el espacio y metió un zapatazo que mandó al fondo de las redes, ante la inútil estirada de Sergio García.

Aunque matemáticamente le queda una luz, Querétaro con más corazón que futbol, mostró argumentos para quedarse, aunque ello luce sumamente complicado.

[MEDIOTIEMPO]

 

Comentarios