El Gallo resucitó para sacar el empate ante Monterrey

Rayados dejó vivir a un Gallo moribundo y los emplumados consiguieron rasguñar un punto en La Corregidora. Regios y queretanos repartieron botín en la Jornada 3 de la Liga Bancomer MX.
Rayados dejó vivir a un Gallo moribundo y los emplumados consiguieron rasguñar un punto en La Corregidora. Regios y queretanos repartieron botín en la Jornada 3 de la Liga Bancomer MX.
 Rayados dejó vivir a un Gallo moribundo y los emplumados consiguieron rasguñar un punto en La Corregidora. Regios y queretanos repartieron botín en la Jornada 3 de la Liga Bancomer MX.  (Foto: Notimex)
Estadio La Corregidora, Querétaro, México -
  • Monterrey dejó escapar una ventaja de dos goles

Rayados dejó vivir a un Gallo moribundo y los emplumados consiguieron rasguñar un punto en La Corregidora. Regios y queretanos regalaron un juegazo y repartieron el botín con un 3-3 en la Jornada 3 de la Liga Bancomer MX.     En el inicio del partido fue el cuadro queretano el que se hizo con la posesión del esférico para intentar ofender el arco regio, pero la puntería no estuvo fina a pesar del gran entendimiento que se mostró entre Esteban Paredes y Wilberto Cosme.    La desesperación por parte de los locales se manifestó y esto provocó una serie de desatenciones. Al 25’, un mal despeje de Edgar Hernández y luego un mal complemento defensivo por parte de Yasser Corona con la testa, provocaron que César Delgado se encontrara solo para ceder a la incorporación de Humberto Suazo en el área y así mover las redes por primera ocasión.    Con el tanto en contra, los Gallos se fueron con todo el arsenal al frente. Cosme y Paredes provocaron que Orozco se erigiera como figura al atajar tres acciones claras de peligro.    Cuando parecía que el gol del empate llegaría antes del medio tiempo, Monterrey aplicó a la perfección un latigazo comandado por Dorlan Pabón, quien le colocó el esférico a Jesús Zavala y éste sacó un proyectil que tuvo como aduana el tobillo de Henriquez y con ello dejó sin opciones al arquero local; se decretó el segundo gol para Rayados.   En la parte complementaria, el hambre por parte de Gallos y la gran calidad de Rayados, convirtieron el cotejo en un verdadero deleite.    Apenas transcurría el alba del segundo parcial cuando, al 47’, Wilberto Cosme aprovechó para descontar luego de una falla garrafal en la salida por parte de Hiram Mier, quien destapó el calvario rayado.   Cuando la esperanza de los del bajío se agrandaba, Dorlan Pabón calmó los ánimos con un golazo desde larga distancia. El refuerzo colombiano levantó la cara para detectar su objetivo y metió un riflazo potente para colgarlo en el ángulo superior derecho de Edgar Hernández. El 1-3 se reflejó en La Corregidora.    Pero el festín de goles todavía tenía mucho por ofrecer. Hiram Mier, quien nunca encontró la fórmula para detener la velocidad del Gallo, frenó a la locomotora Cosme con infracción en el área y cedió la pena máxima. El chileno Esteban Paredes fue el encargado de transformarla al 60’ para decretar el 2-3 que funcionó como envión.    Apenas dos minutos más tarde, un cabezazo de Yasser Corona en el área y un desvío de un Mier que no salió en su noche, provocaron que el recinto queretano explotara para recuperar unos puntos que parecían lejanos en el primer tiempo.   Para el resto del partido, la intensidad fue clave. Tanto Vucetich como Ambriz deseaban obtener la victoria y basaron su estrategia en potentes contragolpes, situación que supieron contrarrestar adecuadamente las zagas de ambos equipos.   Rayados no supo mantener la vantaja del primer tiempo y pagó caro el no detener a dupla asesina del Gallo, Cosme-Paredes. Los del Cerro de la Silla siguen conocer la victoria, mientras que Querétaro se coloca con cuatro unidades en la naciente campaña.

No te pierdas