Otro empate y la hermandad sigue intacta

Tres duelos, tres empates. La relación "fraternal" entre Pachuca y León sigue intacta luego de que esta noche en la cancha del "Huracán" firmaran su tercer empate desde que La Fiera regresó a la...
Otro empate y la hermandad sigue intacta
Estadio Hidalgo, Pachuca -
  • Es el tercer empate entre ambos equipos desde que La Fiera regresó al Máximo Circuito
  • Ayoví adelantó a los locales y Arizala empató los cartones

Tres duelos, tres empates. La relación "fraternal" entre Pachuca y León sigue intacta luego de que esta noche en la cancha del "Huracán" firmaran su tercer empate desde que La Fiera regresó a la Primera División el verano del año pasado. El duelo, con el morbo que siempre levantan los enfrentamientos entre equipos de un mismo dueño, prometía buen espectáculo debido a que tuvieron buen arranque en el torneo. Sin embargo, todo se quedó en promesa y sólo un zurdazo de Walter Ayoví y un derechazo de Faustino Arizala pudieron despertar a los más de 22 mil espectadores que se dieron cita en el Estadio Hidalgo. La Fiera, que por momentos parece haber recuperado el nivel que lo llevó a la Liguilla del Apertura 2012, encontró mejor conexión en el terreno de juego, lo que ocasionó que dominará gran parte de los 90 minutos y que tuviera las oportunidades más claras de gol. Pero los esmeraldas no encontraron las redes de la portería del "Conejo" Pérez y pagaron cara su falta de contundencia en la zona de definición. Un tanto por la mala suerte y otro tanto por su incapacidad de dar el último toque al fondo de la portería. Pachuca fue sobrellevando el juego. Por momentos estuvo metido atrás aguantando la presión que ejerció el conjunto de Gustavo Matosas, que tuvo en Mauro Boselli a su hombre más peligroso. Estrelló una pelota al poste en la primera parte y en la segunda Jorge Hernández le sacó un remate la línea de gol. Dominado y presionado pero los hidalguenses mantenían el cero en el electrónico. Caballero no encontraba la fórmula para hacer funcionar a su equipo que dedicó los segundos 45 minutos a buscar un contragolpe que le diera su segunda victoria de local. Y aunque no fue en contragolpe los Tuzos encontraron el gol en un disparo de media distancia al minuto 76. Algo que nadie había ensayado. Walter Ayoví tomó la pelota, se la puso en la pierna izquierda y sacó un riflazo que colocó en el ángulo para poner el 1-0 en el marcador. León continuó insistiendo. Matosas mandó a la cancha a Faustino Arizala y el colombiano en una jugada individual empató la pizarra con la misma fórmula que Ayoví. Se puso frente a la puerta de Pérez y de derecha sacó un tiro potente que se metió en el ángulo de la cabaña local. La igualada dejó al León con ocho unidades aún sin conocer la derrota, mientras quemen Pachuca se quedó en siete con dos victorias, un empate y un descalabro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×