Vuelven Camoteros a ganar en casa

Cuando estaba a punto de cumplir siete meses sin ganar en casa, el Puebla supo nuevamente lo que es obtener tres puntos en el Estadio Cuauhtémoc.
Cuando estaba a punto de cumplir siete meses sin ganar en casa, el Puebla supo nuevamente lo que es obtener tres puntos en el Estadio Cuauhtémoc.
 Cuando estaba a punto de cumplir siete meses sin ganar en casa, el Puebla supo nuevamente lo que es obtener tres puntos en el Estadio Cuauhtémoc.  (Foto: Notimex, )
Estadio Cuauhtémoc, Puebla, Puebla -
  • La Franja obtuvo su primer triunfo con Romano como DT
  • Los Potros sumaron su sexta derrota de la campaña

Cuando estaba a punto de cumplir siete meses sin ganar en casa, el Puebla supo nuevamente lo que es obtener tres puntos en el Estadio Cuauhtémoc.   Con el triunfo de 1-0 esta tarde, el primero de Rubén Omar Romano al frente del cuadro Camotero, el Atlante confirmó su mala racha y se consolidó, aún más, en el sótano de la Tabla General y la del Descenso.   Sin avenidas claras para ningún cuadro en el primer tiempo, el partido pareció comenzar hasta el segundo.   De destacada actuación, el portero local, Jorge Villalpando, no tardó ni un minuto en ganarle la primera carrera al “Guamerú” García, para luego, al 26’, realizar una gran atajada ante un cabezazo de Martín Galmarini, quien llegaba solo frente al arco.   Los Potros desperdiciaron demasiado, pues aunque tuvieron pocas opciones, estas les llegaron con claridad.   Quien no perdonó fue Matías Alustiza, ya que al 57’ marcó el único gol del encuentro al prender de volea y mandar al ángulo un balón que bombeado y de manera magistral le pasó Alfredo Moreno al ver a su compañero entrar al área.   Después de que el portero visitante, Eder Patiño, le tapó un remate al “Venado” Medina, los Potros se quedaron con las ganas porque Roberto Nanni careció de contundencia.   El argentino voló un cabezazo a un par de metros de la portería en la recta final, además de que tres minutos después el portero Camotero le atajó otro remate de cabeza a quemarropa.   Más frustrante resultó la derrota para el Atlante, ya que en la compensación Ezequiel Miralles punteó un balón que pasó a centímetros del poste.   A diferencia de la semana pasada en que Cruz Azul les arrebató el triunfo, esta vez el Puebla aguantó hasta lo último para llegar a 10 puntos y ubicarse en la décima posición, mientras el cuadro azulgrana se quedó en 2 unidades, en el sótano, y con Wilson Graniolatti cada vez con menos argumentos para permanecer como su entrenador.

No te pierdas