El 'Volcán' pasó de los abucheos a la ovación felina

Un partido de locura el de la Jornada 9. El Estadio Universitario estaba empapado por la fuerte tormenta que detuvo el partido por casi hora y media, pero Tigres se encargó de ponerle calor a ese...
 Un partido de locura el de la Jornada 9. El Estadio Universitario estaba empapado por la fuerte tormenta que detuvo el partido por casi hora y media, pero Tigres se encargó de ponerle calor a ese 'Volcán' que lucía más que apagado.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario -
  • Los felinos ligan cuatro partidos sin triunfo en el torneo
  • El juego estuvo suspendido durante más de una hora por lluvia

Un partido de locura el de la Jornada 9. El Estadio Universitario estaba empapado por la fuerte tormenta que detuvo el partido por casi hora y media, pero Tigres se encargó de ponerle calor a ese "Volcán" que lucía más que apagado por la ventaja de tres tantos que tenía Chivas.

Los felinos no se dieron por vencidos, al minuto 63 después del tercer gol del rebaño, vino un movimiento en la cancha, Edgar Pacheco entró por José Rivas y con esto se vio otro equipo auriazul; en menos de 10 minutos (del 76 al 85), Tigres logró empatar el encuentro 3-3 e incluso tuvo para ganar.   El conjunto de Ricardo Ferretti llegó a nueve puntos, Guadalajara acumula seis; cabe mencionar que Tigres liga cuatro sin ganar en el torneo, pero la igualada de esta noche sabe a triunfo, puesto que nadie se imaginaba de lo que sería capaz el cuadro de la UANL.   Y es que los felinos se pusieron abajo muy temprano en el partido, al minuto cuatro Jesús Sánchez envió trazo largo a Rafael Márquez, quien entró al área ganando en la marca a dos defensores felinos, retrasó para Aldo De Nigris, que cerca de linderos prendió su disparo pegado a primer poste, haciendo ver mal al portero Enrique Palos, quien se quedó fuera de la jugada en el toque anterior y así cayó el 1-0.   Tigres tuvo algunos destellos de peligro y fue al 30’ que perdonó Alan Pulido, quedó solo ante el arquero, pero de espaldas a la portería, así que tardó en disparar por darse la media vuelta, tiempo en el que el guardameta pudo bien achicar.   Los abucheos al terminar la primera parte no se hicieron esperar, aunque después siguió el grito de “Tigres, Tigres” y al caer una fuerte tormenta, la afición no dejó de cantarle a su equipo; esto se prolongó por una hora y 15 minutos, lapso en el que finalmente se decidió reanudar el encuentro, cuando ya más del 50 por ciento de la afición que había estado presente, se retiró del inmueble.   Vinieron cambios de "Tuca", Guido Pizarro y Gerardo Lugo, pero aún con esto Chivas dominaba; Palos al 47’ salvó a Tigres atajando un disparo de Carlos Fierro, luego al 50’ De Nigris solo ante el arquero, le pegó mal a l balón y se escapó la opción.   Fue al 53’ que Chivas amplió la ventaja, tras un balonazo largo, quedó  mano a mano De Nigris con el guardameta, Aldo disparó en corto ante Palos, quien rechazó el esférico, pero éste le quedó a Fabián quien pudo quitarse al portero para después enfilarse hacia la izquierda para prender su disparo a la red y hacer el 2-0.   Después de 10 minutos, al 63’, Marco Fabián cobró tiro libre, su disparo se estrelló en la barrera, en Danilinho, de donde el esférico salió directo a segundo poste, donde Fierro se barrió para empujar con potencia el balón para el 3-0 que parecía matar a los felinos.   Sin embargo, vino Pacheco a la cancha y cambió la cara del mediocampo felino y así fue que al 76’ colaboró con el 3-1, dio un centro largo al área, Lucas Lobos no alcanzó a rematar, le quedó a Pulido, quien definió con potencia.   Al 78’, ‘El Volcán’ ya era una locura, puesto que Víctor Perales jaló del short a Lobos y se marcó la pena máxima; Juninho cobró al 80’, disparó hacia arriba, el balón pegó en el travesaño y se incrustó en la portería para el 3-2.   Lobos tuvo la igualada al 85’, tras un centro donde nadie se explica cómo no remató estando solo ante el arquero; el balón únicamente se paseó frente a la portería.   Segundos después, Lobos ya no perdonó; Lugo trató de centrar, Pizarro estrelló el balón en el área chica en la humanidad del defensa y le quedó al capitán felino, quien disparó a segundo poste, donde antes el tiro fue desviado por la mano de Pulido; sin embargo, el árbitro consideró que no hubo intención y Tigres logró empatar 3-3.   Fue así como los abucheos que hubo en la primera parte, se convirtieron en ovación para Tigres por el heroico empate, el cual aunque no fue triunfo, deja una cierta tranquilidad en el seno auriazul.   Para la Jornada 10, Tigres visita el sábado a Cruz Azul y Chivas recibe a Tijuana el domingo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×