Felinos zarandean a laguneros en la Copa MX

En busca de tener en sus manos la calificación en la Copa MX, Tigres tenía que ganar a Santos, y si era por una diferencia de goles amplia era mejor, y así lo entendió y así lo hizo el cuadro de...
En busca de tener en sus manos la calificación en la Copa MX, Tigres tenía que ganar a Santos, y si era por una diferencia de goles amplia era mejor, y así lo entendió y así lo hizo el cuadro de Ricardo Ferretti al vencer esta noche a los laguneros.
 En busca de tener en sus manos la calificación en la Copa MX, Tigres tenía que ganar a Santos, y si era por una diferencia de goles amplia era mejor, y así lo entendió y así lo hizo el cuadro de Ricardo Ferretti al vencer esta noche a los laguneros.  (Foto: Notimex)
Estadio Universitario, San Nicolás de los... -
  • Laguneros y Felinos se jugarán el pase a Cuartos de Final la próxima semana en Torreón
  • El árbitro Miguel Flores expulsó a Baloy, Peralta y Caixinha de Santos, y anuló un gol legítimo a los Guerreros
  • Emanuel Villa regresó al gol, anotó su primer tanto en el semestre

En busca de tener en sus manos la calificación en la Copa MX, Tigres tenía que ganar a Santos, y si era por una diferencia de goles amplia, mejor. Así lo entendió y así lo hizo el cuadro de Ricardo Ferretti, al vencer este miércoles a los laguneros por marcador de 3-0, dejando con un pie fuera del certamen al Santos Laguna.

Una verdadera tragedia acompañó al cuadro visitante en el Volcán, ya que terminó con dos hombres menos y un gol mal anulado, además de la expulsión de su entrenador Pedro Caixinha, ausencias que pesarán para la Vuelta, donde se definirá un boleto a los Cuartos de Final del certamen copero.

La ambición felina tuvo su premio con combinaciones que destrozaron al rival,, aunque en un duelo donde el árbitro Miguel Ángel Flores tomó protagonismo, conteniendo el partido a tarjetazos, y perjudicando en una acción al Santos cuando parecía tener el 1-1 en el primer tiempo.

Con este resultado Tigres dio un gran paso a la clasificación al mantenerse como líder del sector dos con once unidades, debajo de ellos viene Cruz Azul Hidalgo con ocho puntos, Santos se quedó con siete y ya sin oportunidades Zacatepec con sólo dos.

Ahora los felinos clasificarán directo simplemente ganando o empatando en Torreón, tomando todo el control del pase que se complicó tras las primeras fechas del torneo.

Y entendiendo que se juega el destino, esta vez Ferretti mandó un cuadro plagado de suplentes, pero más equilibrado con ciertos hombres del once estelar, especialmente Villa, Torres Nilo y Salcido, quienes se volvieron determinantes junto a otros como Gerardo Lugo y Edgar Pacheco, quienes se encargaron de desquiciar a la zaga lagunera.

Tigres tuvo tres llegadas en los primeros 20 minutos que no fueron gol porque les faltó serenidad tanto a Guido Pizarro, Lugo y Alberto Acosta cuando tuvieron todo para perforar las redes.

La lluvia fue el invitado incómodo, y aunque para el minuto 20 ya había dejado de llover, el terreno casi les hace pasar un mal rato a los locales.

Al 23’ Darwin Quintero, quien sin compañeros adelante, sacó el recurso del disparo de media distancia, ocasión que se le estaba escapando a Sergio García, quien tuvo que contener el balón en dos turnos.

Después de esta ocasión, los felinos para nada se amedrentaron, y al contrario siguieron en la búsqueda del tanto que abriera la serie, y la consiguieron tan sólo cinco  minutos después.

A través de una jugada a balón parado, Tigres labró el 1-0; Edgar Pacheco mediante un tiro libre por el centro del juego, envió el balón a los linderos del área, y justo ahí apareció Emanuel Villa con un testarazo muy bien colocado, lejos de Julio González, meta del Santos.

Mientras la lluvia regresaba al Universitario, el partido se caldeó en ánimos en fuerte entrada de Andrés Rentería sobre Jorge Torres Nilo. El incidente marcaría el inicio de la pérdida de control del silbante, quien se volvería protagonista más adelante. Miguel Flores apaciguó las cosas amonestando a los implicados en la acción, y a Rodolfo Salinas por reclamar. Pero el que llevó la peor parte fue Pedro Caixinha, técnico lagunero, quien fue expulsado por los reclamos hacia el colegiado.

En busca de cambiar la historia, Santos le dio ingreso a Oribe Peralta y Mauro Cejas, quienes entraron en lugar de Rodolfo Salinas y Andrés Rentería. Los movimientos rindieron fruto al dominar el partido y acosar la igualada, la cual llegaría pero sería invalidada.

Al 41’ Javier 'Chuletita' Orozco cabeceó en el área chica el virtual 1-1, sin embargo, él árbitro interrumpió la alegría visitante y anuló el tanto por una supuesta mano, que sólo él en el estadio apreció, obviamente de forma errónea.

El partido se tornó de ida y vuelta, Oribe quería pero era pillado en fuera de lugar, y Dueñas al final envió un tiro cruzado, el cual pasó a un lado de la portería.

Sabiendo que el juego en Torreón, donde se jugará la Vuelta,  los pupilos de Ferretti salieron con la decisión de marcar más para obtener una mejor diferencia de goleo, estadística que podría ser determinante para ver quién avanza.

Corría el minuto 55, y al contragolpe los felinos casi cazaban a los laguneros, Pacheco puso gran servicio a Villa, quien le pegó al arco, el balón estaba por entrar pero apareció José Abella y salvó en la línea, enviando el esférico hacia tiro de esquina.

La presión fue en aumento, y 10 minutos después vendría el gol auriazul, tras una gran combinación de Acosta y Villa para dejar a Lugo en el área, quien se cerró el ángulo y fintó el disparo, pero luego sacó un punterezo pegado al poste del portero visitante, quien cargó al fallar en el ABC de la portería. Fue el 2-0 y la hinchada felina ya tenía toda una fiesta en la tribuna.

Santos herido en el orgullo intentó pero más con ganas que buen futbol,  y Tigres siguió aprovechando los huecos que dejaba el cuadro lagunero en la zaga. Al 65' Pizarro falló de frente, Lugo perdonó al 72', y Pacheco anotó instantes después, pero la acción fue bien anulada por fuera de lugar.

En los últimos minutos del partido los albiverdes fueron presa de la desesperación, y Felipe Baloy se ganó dos amarillas con entradas infantiles en menos de cinco minutos, dejando al equipo con 10 elementos al 82'. Oribe Peralta le hizo compañía tres minutos después, al ganarse la roja directa por manotearle al árbitro por una falta mal sancionada, en el corte de manga que algunas veces se sanciona, otras se perdona, y en otras, como en ésta, es simplemente implacable

Jugando contra nueve el cuadro de la UANL encontró el momento de liquidar la serie, y rápido se lanzó al frente, encontrando el premio al 87', autoría de Carlos Salcido, quien selló la goleada con un disparo de pierna derecha, a primer poste al minuto 87.

El final llegó y los auriazules probaron el protagonismo en la Copa, a costa de unos Guerreros que salieron con molestia del campo, y que tendrán 90 minutos en Torreón para probar la hazaña o despedirse nuevamente de un torneo oficial a costa de un cuadro de la capital de Nuevo León.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×