Pumas dio un rugido que mató a Rayados

El triunfo ante el superlíder Morelia dejó a muchos soñando con un regreso de Monterrey, pero este sábado, el sotanero general se encargó de devolver a La Pandilla a su triste realidad
José Luis Trejo ya había hablado con su delantero para que ayudara a Pumas en los minutos complementarios y le dio resultado.
 José Luis Trejo ya había hablado con su delantero para que ayudara a Pumas en los minutos complementarios y le dio resultado.  (Foto: Notimex)
Monterrey, Nuevo León -
  • La Pandilla luce desconcierto y cae con oso de Darvin Chávez

El triunfo ante el superlíder Morelia dejó a muchos soñando con un regreso de Monterrey, pero este sábado, el sotanero general se encargó de devolver a La Pandilla a su triste realidad. Los Pumas de Trejo, con las mismas carencias y virtudes de todo el torneo, aprovecharon la inoperancia rayada y un oso de Darvin Chávez para sumar su primera victoria de la campaña, cortando el vuelo de unos albiazules que buscaban su tercer triunfo consecutivo. El español Luis García con los brazos en alto se encargó de gritarle a la institución que merece más minutos en el cuadro universitario, revolucionando a su equipo y anotando el único gol del cotejo, que durmió a la afición con 60 minutos infumables. Fue una dosis de ‘ubicatex’ para los pupilos del ‘Profe Cruz’, que no fueron ni la sombra del duelo ante Morelia, y que lucieron confundidos en sus conceptos, al grado de prácticamente despedirse de cualquier reacción en la Liga. Ni los ingresos de Suazo, Arellano y De Jesús pudieron darle a Monterrey un aporte ofensivo, y al final todo quedó en pinceladas, sin definir a qué juega el equipo. Los felinos, en tanto, tuvieron los mismos bemoles de todo el año, pero contaron con la fortuna de una pifia garrafal del defensa Darvin Chávez, culminada eso sí con el genio de García que no perdonó frente al marco. Con el resultado, Pumas llegó a ocho unidades, prácticamente fuera de cualquier posibilidad de Liguilla. Monterrey se quedó con 13 puntos en el sitio 12, con el riesgo de ser rebasado por Pachuca y Puebla en esa jornada. La velada fue de auténtica somnolencia en la cancha del Tec, con un primer tiempo donde los dos equipos se engancharon en una batalla de 30 metros en el centro, sin abrir la cancha y sin pisar con fuerza el área. El partido comenzó prácticamente al minuto 57’, cuando Suazo reapareció ingresando de cambio por Efraín Juárez, y Luis García relevó a Martín Bravo, incrementando la dosis de talento en el campo. La más clara para La Pandilla llegó al 77’, cuando Suazo tocó de primera para Cardozo, quien conectó en el área para Marlon De Jesús, quien jaló la pelota ‘de inglesita’, y el arquero Palacios salvó con el talón. Pumas respondió al 78’ cuando García entró a empujones al área rayada y tras una finta se plantó mano a mano contra Orozco, quien le tapó valiente evitando la caída de su marco. El partido se animó, y al 80’ Marlon encontró una pelota en el área, pero abanicó cuando parecía fusilar por el gol. Eran los momentos donde Monterrey tenía el partido en la dirección correcta, pero al 81’ Darvin Chávez se cayó por la nada y sin contacto persiguiendo un balón al área, Nahuelpán aprovechó para ganar y meter un centro, y de primera García empalmó con parte interna, para dejar la pelota en el poste y de ahí a las redes, en el gol que mataba todas las quinielas del país. Monterrey no tuvo gas para responder, y apenas al 83’ intentó el empate en un disparo de Zavala que se fue por un costado, exhibiendo que a la ofensiva albiazul le faltan ideas y sobre todo conjunción. El silbatazo final desató el abucheo en el Tec, devolviendo a la tierra a unos Rayados que ya volaban tras dos triunfos, y devolviendo el aliento a unos Pumas que parecieron muertos durante 11 fechas del torneo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×