Tiburones ponen en riesgo la calificación

Pumas está cada vez más cerca de cerrar una de sus peores temporadas en torneos cortos, y hoy en su cancha, por séptima ocasión en el Apertura 2013, fue incapaz de sacar los tres puntos ante Veracruz.
Estadio Olímpico Universitario -
  • Con el empate los Tiburones Rojos aún tienen posibilidades de meterse a la Liguilla
  • Los universitarios no ganan en el Olímpico desde abril pasado

Pumas está cada vez más cerca de cerrar una de sus peores temporadas en torneos cortos, y hoy en su cancha, por séptima ocasión en el Apertura 2013, fue incapaz de sacar los tres puntos ante Veracruz, que con el empate a cero puso en riesgo su calificación a la Liguilla. El Estadio Olímpico Universitario y la afición local otra vez se quedaron con las ganas  de ver a su equipo ganar, que no lo hace desde el pasado 27 de abril en cancha propia. Otra vez los abucheos, las rechiflas y los reclamos aparecieron para los del Pedregal que continúan en la pelea por no quedar en el último lugar de la Tabla General, donde suman 10 unidades y se ubican en la posición 16. El conjunto jarocho tuvo 20 minutos en la primera mitad donde pudo darle otro rumbo al partido. Se fue encima de los locales aprovechando una serie de errores del portero y de la zaga, que entraron desconcentrados y estuvieron a punto de regalarle dos goles al visitante. Pero la delantera de los Tiburones no pudo sacar provecho de las equivocaciones de los auriazules, que poco a poco fueron recuperándose y metiéndose al partido, hasta que al minuto 35 generaron su primera llegada de gol que no pudo concretar Javier Cortés. Los del puerto fueron perdiendo gas y Juan Antonio Luna cambió el parado. Echó a su equipo atrás y se la jugó al contragolpe con Cristian Martínez, Luis Tejada y Ángel Reyna, que en un par de jugadas pusieron a trabajar a la zaga felina. El cuadro del Pedregal vivió sus mejores momentos al arranque de la parte complementaria. José Luis Trejo mandó al campo a Luis García y a Emilio Orrantia y el equipo auriazul mejoró, al grado que Edgar Melitón Hernández fue factor para que los visitantes sacaran un punto de Ciudad Universitaria. Así cómo lo fue Alejandro Palacios que a cinco minutos del final le atajó un disparo a quemarropa al ex jugador del América, Ángel Reyna, en un contraataque bien armado por los jarochos, que a pesar de estar a la defensiva, nunca dejaron de generar peligro en el área auriazul. Con todo y la urgente necesidad de ambos equipos por sacar los tres puntos, el marcador ya no se movió, y con el resultado los Tiburones aún tienen posibilidades de meterse a la Liguilla, aunque ya no depende de ellos. En tanto los Pumas, sin ninguna aspiración, llegaron a 10 unidades y están muy cerca de cerrar uno de sus peores torneos desde que se instauraron los torneos cortos en el futbol mexicano.

No te pierdas