Triunfo agónico de La Máquina

Cruz Azul logró esta noche una victoria desangelada pero motivante. Primero por el contexto que rodeó el partido ante Santos con un estadio vacío por veto y segundo por la manera en que consiguió...
Estadio Azul, Ciudad de México -
  • Los goles de La Máquina fueron obra de Jerónimo Amione y Mariano Pavone
  • Javier Orozco, hoy jugador lagunero, marcó en el Estadio Azul tras siete meses

Cruz Azul logró esta noche una victoria desangelada pero motivante. Primero por el contexto que rodeó el partido ante Santos con un estadio vacío por veto y segundo por la manera en que consiguió sus primeros tres puntos del Clausura 2014, viniendo de atrás y dándole vuelta al marcador en los minutos finales del duelo. El gol de Javier Orozco, quien regresó al Azul después de haber dejado a la institución celeste la temporada pasada, no fue suficiente para el cuadro cementero, que si bien nunca pudo desplegar un futbol espectacular, nunca dejó de insistir y sobre la recta final del partido obtuvo su recompensa con goles de Jerónimo Amione y otro de Mariano Pavone. Ni con un hombre más en el terreno de juego La Máquina pudo doblar a la defensa visitante, que tras la expulsión, fue capaz de mantener el orden, la concentración y la solidez, limitando al conjunto local a jugadas sin mucho peligro y disparos de media y larga distancia que no tuvieron éxito. Si bien los cementeros dominaron el duelo en cuestión de posesión de balón, el cuadro lagunero nunca renunció al ataque, y con despliegues rápidos, principalmente por la banda de la derecha comandada por Darwin Quintero, puso en aprietos a la zaga celeste que tuvo que redoblar esfuerzos para detenerlo. La salida de Christian Giménez en la primera parte por una lesión en la pierna derecha, mermó la propuesta ofensiva de Luis Fernando Tena. Sin embargo, los cambios que hizo para la segunda parte le dieron resultados y en los minutos finales terminó encima de la escuadra norteña que sufrió para mantener la ventaja. Dos disparos de Pavone dentro del área, uno de Rojas y otro más de Nápoles, había sido la principal arma de Cruz Azul para buscar el empate. Y cuando parecía que el conjunto local comenzaba a caer en desesperación y la victoria visitante se comenzaba a concretar, Jerónimo Amione encontró el tanto del empate al minuto 78. Marco Fabián que había pasado prácticamente desaparecido, sacó un centro templado al área grande. Amione le ganó el saltó a su marcador y giró  la cabeza para poner el esférico lejos del alcance de Oswaldo Sánchez y empatar el electrónico. En la recta final y sacando mínimo provecho de la expulsión de José Abella, La Máquina terminó sobre el área lagunera y en otro centro, pero esta vez del lado izquierdo, el equipo del "Flaco" Tena  se llevó sus primeros tres puntos del torneo. Gustavo Nápoles, quien entró de cambio en la parte complementaria, desbordó y metió un centro medido para Mariano Pavone que de cabeza remató para poner el 2-1 definitivo en la cancha del Estadio Azul, ante un Santos totalmente entregado, que había dedicado los últimos minutos a trabar el partido. Todavía el "Chuletita" tuvo la última oportunidad para igualar el marcador pero falló en su disparo frente a la portería de José de Jesús Corona.

No te pierdas