Al fin una cátedra en el Tec de Monterrey

Monterrey dejó atrás el rostro incómodo e improvisado de fechas pasadas y, con una gran noche de Marlon de Jesús y César Delgado, doblegó 3-1 a unos Gallos del Querétaro que se metían al Tec como...
Tras conseguir su primer triunfo del torneo, y mantenerse invicto tras tres fechas, el "Profe" Cruz, se manifestó en paz,  al argumentar  que la victoria le da sustento al proyecto; sin embargo, recalcó que sabe que aún falta dar mucho más.
 Tras conseguir su primer triunfo del torneo, y mantenerse invicto tras tres fechas, el "Profe" Cruz, se manifestó en paz, al argumentar que la victoria le da sustento al proyecto; sin embargo, recalcó que sabe que aún falta dar mucho más.  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, Monterrey, Nuevo León,... -
  • Se crecen los regios sin Suazo y bailan al líder, el Querétaro
  • La Pandilla marcha invicta y al fin convence al Tec

Dicen que del odio al amor sólo hay un paso, y en el Tec, de las críticas a la fiesta sólo bastaron tres goles y un triunfo que llega en el momento oportuno.

Monterrey dejó atrás el rostro incómodo e improvisado de fechas pasadas y, con una gran noche de Marlon de Jesús y César Delgado, doblegó a unos Gallos del Querétaro que se metían al Tec como líderes de la Liga.

El negro panorama que dejó la salida de Suazo pareció aclararse viendo una ofensiva comprometida y versátil, que fue un vendaval en el segundo tiempo sobre el marco visitante y que supo componer un primer tiempo de titubeos, donde el abucheo premió el 1-0 adverso que escribió el cuadro visitante.

Monterrey llegó a cinco puntos, aún sin derrota en la campaña, y calmó la presión de la afición sobre el técnico y Directiva, mientras que los Emplumados se estancaron en seis, aún con buen saldo en el naciente Clausura.

La noche ofrecía un platillo de un solo lado y Rayados saltó al campo con lo mejor de su repertorio, brillando el debut del central Víctor Ramos, quien destacó por activo como por versátil.

Aún así fue el cuadro visitante el que abriría el marcador, y aprovechando una pifia de Darvin Chávez, quien se quedó colgado en una jugada, William Da Silva aprovechó para romper el fuera de juego, y tras plantarse en el área fusiló a Orozco al 32’, dejando helado el ambiente en la casa albiazul.

Monterrey apareció desconcertado en el campo y al 36’ se salvó del 2-0, cuando tras un rebote Amaury Escoto se escapó solo contra Orozco, pero el arquero le tapó valiente, y después aún tuvo aire para ir por el contra remate de Da Silva, parando a la tribuna por mantener con vida a Rayados.

Pero Monterrey no tenía reacción con línea de cinco, y tras llevarse el abucheo, apareció transformado para el complemento, sacrificando a Ricardo Osorio para el ingreso de Marlon de Jesús.

Lo que vendría sería simplemente una tormenta sobre la meta de Edgar Hernández, con un César Delgado que se echó al hombro a la ofensiva, ahora sí nutrida con el ajuste del ecuatoriano.

Al 48’ Víctor Ramos desató la alegría en la tribuna al conectar de cabeza un centro de esquina del “Chelito” anidando la pelota a la base del poste y revirtiendo todo lo malo con el empate virtual.

El gol motivó a los de casa para ir por todo, y al 49’, Delgado se metió en diagonal y sacó una raya del botín izquierdo que se fue apenas a un lado de la horquilla.

Ya casi todos los centros llegaban con ventaja a los ofensores regios, y al 58’, Othoniel Arce ganó una pelota para después disparar sobre la salida del arquero y desperdició el segundo enviándola por un costado.

Pero la presión era mucha y al 62’, Marlon apareció para marcar el 2-1, en un centro de Delgado que peinó Arce de forma inteligente, y donde el ecuatoriano se acomodó perfecto a su distancia para patear de pierna derecha venciendo por potencia a Hernández, que alcanzó a manotear la pelota pero no a evitar que se fuera a las redes.

Al 67’ Marlon parecía tener el tercero, pero cuando llegaba a empujar un centro de “Chelito” la zaga queretana reventó como pudo.

Los Gallos responderían hasta el 68’ en una descolgada de Bermúdez que De la Torre chorreó pegando un disparo de zurda muy descompuesto.

Era el momento clave para matar o cuidar el marcador. Rayados mantuvo la iniciativa al frente, dándole vida a Gallos en los balones largos. La condición por poco le vale el empate a la visita al 76’, en una pelota al claro de Da Silva que dejó solo a Escoto para definir sobre la salida de Orozco, pero el remate forzado se fue dramáticamente por un costado de la meta.

El aviso fue suficiente para que el “Profe” Cruz decidiera proteger su primera línea, y al 78’ sacó a Othoniel Arce para ingresar a Leo López, volviendo a la línea de tres centrales.

Aún así La Pandilla seguía conectada en el frente, y al 84’ Marlon sacó un disparo potente que parecía anidarse, Hernández llegó para salvar a dos manos, aunque su reacción dejó la pelota viva en el área chica, donde apareció el “Chelito” para empujar el 3-1 que acabó el encuentro y premió una de sus mejores noches como albiazul.

Tony Zanjuampa silbó el desenlace y Monterrey tomó oxígeno en medio de un año de protestas, haciendo recordar mejores etapas cuando el Tec era una casa prohibida para los visitantes.