Tigres se hunde en maldición santista

Tigres sigue peleado con la victoria en el Clausura 2014, y su casa, otro tiempo respetada, sigue regalando puntos a todo el que la visita.
Para el Auxiliar Técnico de Santos Laguna, Hélder Baptista, el empate ante Tigres fue muy poco para lo que hizo el equipo de la Comarca en el 'Volcán' Universitario.
 Para el Auxiliar Técnico de Santos Laguna, Hélder Baptista, el empate ante Tigres fue muy poco para lo que hizo el equipo de la Comarca en el 'Volcán' Universitario.  (Foto: Notimex, )
Estadio Universitario, Monterrey, Nuevo León,... -
  • Los regios suman siete juegos sin vencer al Santos
  • Guerreros rescatan igualada, y auriazules seguirán en el fondo

Tigres sigue peleado con la victoria en el Clausura 2014, y su casa, otro tiempo respetada, sigue regalando puntos a todo el que la visita. Ahora fue Santos el que con un futbol minimalista y bastante básico hizo lo necesario para rescatar un empate de la cancha nicolaíta, que va a cumplir cuatro meses sin probar la victoria. Esta vez las variantes y los cambios aplicaron en el sistema, pero el resultado fue el mismo, con un felino que ha perdido hasta la suerte, y que se salvó de perder en el último minuto al marcarse un fuera de lugar que anuló el virtual 2-1 que anotaba Darwin Quintero. Los abucheos casi generalizados apabullaron a un plantel auriazul que llegó a seis partidos sin ganar en la campaña, y con tres unidades producto de igual número de empates se hunde en el sótano general, apenas con dos goles anotados, muy comprometido desde ahora en la ruta a la Liguilla. Santos por su cuenta llegó a siete unidades rayando en la media tabla, aún sin dar color en el protagonismo, pero respirando mejores aires que su rival regio. La rigidez tan criticada de Ferretti esta vez dio paso a dos propuestas distintas que dieron frutos en el accionar, pero que fueron efímeras para dar el triunfo. De arranque, "Tuca" mandó un cuadro con Torres Nilo como volante por izquierda, Salcido como lateral, Danilinho como enganche, y al frente dos puntas claras en las playeras de Pulido y Emanuel Herrera. Con ese esquema, Tigres apareció como una fiera desatada en el campo, generando buenas llegadas, y logrando rápidamente la ventaja, aunque nuevamente sin incrementarla. Fue al 12’ cuando Pulido inició la jugada en el medio campo, abrió a la derecha a donde Danilinho le filtró a la punta a Dueñas, quien llegó a línea de fondo y metió un centro rasante, para que Pulido apareciera por sorpresa en el área chica anotando el segundo gol de los auriazules en el año. Se presagiaba una noche donde la contundencia brillara como en los partidos de Copa, y al 22’ los felinos se perdieron el segundo de la noche, en un jugadón de Herrera que Danilinho extendió a donde Dueñas amagó y centró para Pulido, quien enfiló y bombeó a las redes, pero Araujo en la raya evitó el gol. Desde la tribuna, el técnico Pedro Caixinha se dio cuenta que había un desequilibrio, y sacó a Crosas para el ingreso de Rentería. Santos compuso su postura en el campo, y arrancando el complemento emparejó las acciones, en una acción donde Quintero llegó hasta la derecha y metió un centro venenoso que Peralta amagó de "taquito", pero que de atrás Rentería tuvo para el 1-1 al 48’. La reacción guerrera fue bravía, y al 50’ Peralta por poco hacía el segundo, en un centro pasado que dejó solo al "Cepillo" en el área chica sin atinar a ir con todo por el remate. Fue entonces que apareció la otra cara de los de casa, y al 54’ Danilinho y Herrera dejaron el campo para el ingreso de Damián y Burbano, en otro dibujo táctico más parecido al habitual. Salcido volvió a la contención, Torres Nilo a la lateral, los recién ingresados se fueron como alas, Lobos media punta y Pulido eje de ataque. Tigres volvió a tener la iniciativa en el encuentro, pero las llegadas fueron perdiendo peligro al paso de los minutos. Santos, en tanto, sorprendió en contragolpes, y perdonó el campanazo por sendas fallas individuales. La más clara fue al 70’ cuando Dueñas resbaló en la salida y Peralta se fue solo mano a mano contra "Matute",  sólo que su conducción fue lamentable y García le tapó un tibio remate que lavó la falla defensiva. Los vaivenes a las áreas se volvieron constantes sobre el cierre, pero fue Santos el que tocó la puerta al 90’, en una llegada donde Quintero disparó barrido y venció al "Matute" anidando el balón, pero se marcó una posición ventajosa de Peralta, que no hizo por la pelota pero obstruyó el campo visual del arquero. El silbatazo final desató el reproche de la gente, y Tigres tendrá que respirar al menos por otra semana el aire del sótano, en una campaña que ha ido cambiando de gris a rojo en los números universitarios.

No te pierdas