El Rebaño celebró feliz un triste aniversario

Un día como hoy pero del año pasado, las Chivas habían ganado su más reciente partido fuera de casa. Para "celebrar" el penoso aniversario y al mismo tiempo romper con esa racha, nuevamente...
Estadio Cuauhtémoc, Puebla, Puebla -
  • La Jornada 5 del Apertura 2013 había sido el último triunfo de Chivas como visitantes
  • Los tapatíos llegaron a 9 puntos y el Puebla se quedó con 6

Un día como hoy pero del año pasado, las Chivas habían ganado su más reciente partido fuera de casa. Para “celebrar” el penoso aniversario y al mismo tiempo romper con esa racha, nuevamente disfrutaron de una victoria como visitantes.   El Rebaño volvió a las buenas andadas y con un suficiente 1-0 derrotó al Puebla, que confirmó sus dificultades no sólo para ganar sino incluso para generar peligro.   A pesar de que tuvo la ventaja desde el minuto 4 por el gol de Aldo de Nigris, al Guadalajara no se le hizo eterno el resto del encuentro porque siempre tuvo más la pelota, fue más dinámico y, por consecuencia, estuvo más cerca del segundo que los Camoteros del primero.   El cuadro local sólo se fue encima hasta la compensación de un duelo que arrancó con avenidas abiertas en la zaga, aprovechadas por Omar Bravo, asistente desde la banda izquierda para que De Nigris cabeceara cómodo en el centro del área hasta las redes.   El tanto nunca sirvió de acicate para los de Rubén Omar Romano, cuya primera muestra de ambición se dio al final del primer tiempo, ya que fue hasta el 43’ cuando tuvieron su primera llegada seria, un disparo de Alberto Medina que apenas desvió el portero Antonio Rodríguez.   Antes de ello, a la media hora de juego, el DT José Luis Real se veía obligado a modificar por la baja de Jesús Sánchez, quien salió en camilla de la cancha y luego cargado por un par de compañeros hacia el vestidor al medio tiempo.   Con el ingreso de Julio Gómez, las Chivas dieron un signo de sofisticación táctica, ya que la “Momia” se colocó como un 10, con De Nigris como punta y Bravo y Rafael Márquez Lugo como volantes.   El Puebla poco pudo hacer frente a la movilidad rojiblanca, ya que desde los primeros minutos los tres veteranos del ataque rojiblanco intercambiaban posiciones.   Aunque Matías Alustiza tuvo un embate peligroso al inicio del complemento, cuando Jair Pereira le sacó apenas la pelota para evitar que se enfilara solo al arco visitante, fueron las Chivas quienes más gritos provocaron en el segundo tiempo.   Omar Bravo reventó un poste en un fuera de lugar que igual emocionó a la mayoría rojiblanca en las gradas, mientras que De Nigris se quedó cerca de su segundo porque el riflazo cruzado al 58’ se lo desvió Jorge Villalpando.   En la compensación, Luis Miguel Noriega mandó un potente disparo arriba del arco y Saúl Villalobos realizó una chilena que cimbró al público local, para irse al menos con alguna emoción.   Tras caer la semana pasada ante Cruz Azul, los tapatíos se sacudieron las críticas y las malas rachas. Después de exactamente 365 días de su última victoria fuera del Omnilife, ganaron para reivindicar la imagen y levantar la mano en un torneo donde, con 9 puntos, otra vez no están lejos de la punta.

No te pierdas