El Diablo mantuvo su guarida invicta ante Puebla

La guarida del Diablo seguirá siendo la maldición del Puebla. Con goles de Tiago, Nava y Esquivel Toluca derrotó 3-0 Puebla y de paso afianzó su lugar como sublíder de la competencia.
Estadio Nemesio Diez, Toluca, Estado de México -
  • Los escarlatas sumaron su séptimo triunfo de la campaña, ahora ante Puebla
  • La Franja mantiene la "maldición" de no ganar en el Estadio Nemesio Diez

La guarida del Diablo seguirá siendo la maldición del Puebla.   Con goles de Tiago, Nava y Esquivel Toluca derrotó 3-0  Puebla y de paso afianzó su lugar como sublíder de la competencia.   Los Diablos Rojos no permitieron que La Franja terminara con su mala racha de cero triunfos en el Estadio Nemesio Diez ,desde que empezaron los torneos cortos, y a la estadística se sumó el triunfo 14 de los locales.   La debacle poblana comenzó con un aviso de Wilson Tiago, a quien le fue anulado un gol a los seis minutos por fuera de lugar señalado por el asistente Miguel Chua.   Veinte minutos después Raúl Nava apareció y remató de cabeza solo dentro del área pero el arquero Jorge Villalpando, raudo, se lanzó y con el pie alcanzó a evitar el tanto sin saber que un minuto después vería vencida su meta.   Al 27’ Isaac Brizuela mandó un cabezazo que una vez más Villalpando atajó pero para su mala suerte, el balón le cayó a Tiago que empujó la redonda a las redes en el 1-0.   José Saturnino Cardozo verá disminuido su plantel con la lesión de Sinha quien salió de cambio al 35’ debido a una dolencia en la rodilla derecha tras un choque con el estadounidense DaMarcus Beasley.   Sin embargo, esa baja no mermó el accionar del cuadro escarlata, que no cesó de ofender a un Puebla que hacía caso de las órdenes tácticas enviadas desde el banquillo por Rubén Omar Romano.   Pero en el terreno de juego, la estrategia no se combinó con la técnica y el traslado del balón, lo que ocasionó más de un coraje del estratega argentino que por momentos veía, impávido, cómo sus jugadores eran superados en casi todas las líneas.   El “Conejito” Brizuela volvió a marcar diferencia para el Toluca y al 54’ provocó que Michael Orozco no pudiera con su desequilibrio y se llevó una falta en el área. El árbitro Fabricio Morales decretó penalti.   Un minuto después, Nava cambió la suerte que lo había acompañado durante la noche y tras engañar a Villalpando anotó el penal en el 2-0. El delantero salió de cambio al 72’ por Pablo Velázquez.   La cereza del pastel fue obra de Carlos Esquivel, quien había sido habilitado como volante por izquierda para este cotejo. El mediocampista tiró de larga distancia y con un golazo al 79’ anotó el 3-0 final.   Por ahora nadie se atreve a desafiar al Diablo en casa y gracias a esta victoria, los dirigidos por Cardozo suman ya 22 puntos que los acercan a la clasificación a la Liguilla de forma anticipada.

No te pierdas