Se acabó el encanto en Pumas; fin a la racha de partidos sin perder

El encantó se terminó en los Pumas. Y concluyó en la cancha del Estadio Morelos donde no perdían desde el Apertura 2008.
Estadio Morelos, Michoacán, Morelia, México... -
  • La escuadra universitaria no perdía en el Estadio Morelos desde hace cinco años
  • Bravo adelantó a los felinos y Zamorano, Riascos y Mancilla le dieron la vuelta al marcador

El encantó se terminó en los Pumas. Y concluyó en la cancha del Estadio Morelos donde no perdían desde el Apertura 2008. Hoy con un 3-1 en contra los universitarios pusieron fin a una racha de seis jornadas sin perder que los había mantenido en los primeros lugares de la clasificación. Un golazo de Martín Bravo, que llegó a siete en el torneo, fue insuficiente para que la escuadra capitalina llegara a ocho semanas sin conocer la derrota y en tres distracciones de los visitantes, el conjunto de Morelia explotó el poder de su ataque y le dio la vuelta al marcador a un partido que lucía sombrío para los locales en la primera mitad. Roberto Hernández tuvo que recurrir a dos de sus figuras para buscar despertar al equipo michoacano y evitar que Pumas continuara con el dominio de la pelota. Elidió Arévalo y Jefferson Montero entraron de cambio y le cambiaron la cara  los locales que nueve minutos después de iniciado el segundo tiempo logró emparejar los cartones. En una jugada bien tejida por el aparato ofensivo de Monarcas, Armando Zamorano entró por el centro del área y con una pared quedó sólo frente al "Pikolín II" para definir con un disparo de pierna derecha. Los universitarios tuvieron la posibilidad de irse al frente en el marcador con un cabezazo de Diego Lagos minutos más tarde,  pero Felipe Rodríguez evitó el tanto del argentino con la cara, y en con contrarremate de Ludueña la defensa se cerró para tapar el disparo del "Hachita". Lo que no pudo hacer Lagos dentro del área sí lo hizo Duvier Riascos. El colombiano le ganó el saltó a Efraín Velarde y con un certero cabezazo le dio la vuelta al marcador al minuto 62. La "Culebra" lo festejó como pocos ya que la afición, hasta antes del gol, se había reclamado con rechiflas y abucheos su falta de contundencia. Morelia reculó tras el segundo gol y le cedió la iniciativa a los felinos que tuvieron que abandonar su estrategia para adelantar líneas e irse al ataque en la parte final del juego. El conjunto local aprovechó las circunstancia del juego y cerca de la conclusión de tiempo regular, Héctor Mancilla dio la estocada a los Pumas. El chileno combino con Egidio Arévalo en los linderos del área, el uruguayo le alcanzó a tocar la pelota para que el "9" michoacano fusilara al guardameta auriazul  y pusiera los cartones definitivos en el Estadio Morelos.

No te pierdas