La Máquina dio viaje a la realidad a las Águilas

Con un final de alarido que disimuló un poco las carencias que en 80 minutos mostró el América, Cruz Azul venció 1-2 a las Águilas que muy rápido dejaron atrás la confianza que significó el...
Estadio Azteca, Ciudad de México ante una... -
  • Cruz Azul calificó matemáticamente a la Liguilla y es más líder que nunca
  • América ligó cinco partidos sin ganar como local en el Azteca
  • Las Águilas podrían caer hasta el octavo lugar del Clausura 2014

Con un final de alarido que disimuló un poco las carencias que en 80 minutos mostró el América, Cruz Azul venció 1-2 a las Águilas que muy rápido dejaron atrás la confianza que significó el triunfo en el Clásico Nacional y volvieron a ser ese equipo que suma ya cinco partidos sin ganar en el Azteca.

Fue un sólo equipo en el primer tiempo. Tan bipolar resultó América que después del baile que le propinó a Chivas, hoy no se opuso a ser la comparsa de un Cruz Azul que demostró los argumentos que lo tienen como el mejor del futbol mexicano.

Poco a poco La Máquina Celeste fue inclinando la cancha con Rojas y Fabián como sus puntas de lanza, pero fue a través de la táctica fija y de Mauro Formica que encontró el tanto que abrió el marcador con un gran cabezazo del argentino.

América no reaccionó, como sí se tratara de un entrenamiento, parecía seguir disfrutando del triunfo ante Chivas, mientras Cruz Azul ampliaba el marcador. Otra vez en pelota parada y de cabeza, aunque ahora fue el "Cata" Domínguez, quien apareció completamente solo en el área chica.

Para Cruz Azul no todo fue alegría, pues como sí se tratara de un mal de cada torneo, Pavone se volvió a lesionar en la recta final del torneo por lo que un inspirado Valadéz ingresó y en su primer balón reventó el travesaño.

Mohamed comenzó a modificar a su defensa al dejar al "Maza" como líbero por primera vez en el torneo y en el entretiempo sacó a Pablo Aguilar por el "Quik" Mendoza. Ganó desequilibrio pero no claridad al frente.

América encontró más opciones que el solitario disparo de Martínez en el primer tiempo, pero cuando halló el tanto por conducto de Andrade, el colombiano estaba en fuera de lugar, situación que le valió la primera amarilla por reclamos y cuatro minutos más tarde, la roja por una dura entrada sobre Chávez. El "Rifle" duró ocho minutos en la cancha.

Con más amor propio que futbol, América encontró el tanto que acortaba distancias a través de Raúl Jiménez en la recta final para una culminación que apelaba a la historia reciente, pero que sólo entregó la segunda expulsión de Sambueza en el torneo.

No te pierdas