Los Potros se van, se van...

Tigres parecía el local y quien quería salvarse del descenso. Atlante fue un equipo de medias tintas, como si tuviera el futuro resuelto.
Tigres parecía el local y quien quería salvarse del descenso. Atlante fue un equipo de medias tintas, como si tuviera el futuro resuelto.
 Tigres parecía el local y quien quería salvarse del descenso. Atlante fue un equipo de medias tintas, como si tuviera el futuro resuelto.  (Foto: Notimex, )
Estadio Andrés Quintana Roo, Cancún, México -
  • El Atlante requiere de combinaciones casi milagrosas para salvarse
  • Con un doblete, Alan Pulido revivió los deseos felinos de Liguilla

Tigres parecía el local y quien quería salvarse del descenso. Atlante fue un equipo de medias tintas, como si tuviera el futuro resuelto. Así, los regiomontanos se llevaron 3 puntos de Cancún con un triunfo de 2-0 en el que Alan Pulido fue héroe, y sentenciaron a unos Potros que desde antes parecían resignados a la Liga de Ascenso. El cuadro azulgrana quedó a 6 puntos del Puebla en el sótano porcentual, con sólo 9 por disputarse en el torneo. Con ese panorama, estará descendido si los Camoteros ganan cualquiera cualquiera de sus próximo tres partidos, mientras que al Veracruz y al Atlas les bastan dos empates para salvarse. Cuando todavía no se cumplía el primer minuto, el visitante casi celebraba el primero por una llegada de Hernán Burbano, luego de que los Potros regalaran el balón a mitad de campo. Bajo esa tónica de ambición felina y desconcentración azulgrana se jugaron los 90 minutos, en los que Atlante tuvo a un individualista Michael Arroyo como único generador de peligro. Lucas Lobos ofreció una buena primera mitad, que sirvió para establecer diferencias y acostumbrar a los de Monterrey a tener la pelota. A la media hora de juego, el argentino perdonó con un disparo al poste. Sin embargo, al final del primer tiempo, Pulido apareció para adelantar a Tigres con un tiro cruzado desde fuera del área y reflejar así el pleno dominio visitante. Aunque Atlante quiso reaccionar con un par de cambios ofensivos, los felinos manejaron a placer el ritmo del juego. Su único inconveniente fue la tarjeta roja a Francisco Torres al 86’, cuando también fue expulsado el atlantista Alberto García por un connato de bronca. Ya en tiempo de compensación, Pulido concretó el 2-0 de penal luego de haber recibido una falta de Héctor Morales en el área. Los Tigres alcanzaron las 17 unidades y quedaron a 3 de distancia de zona de Liguilla, mientras el Atlante se estancó en el sótano de la Tabla del Descenso, del que parece no saldrá.

No te pierdas