Para Chivas, el triunfo de la 'década'

Con 10 hombres, a pesar de la expulsión de Ángel Reyna y los yerros de Omar Bravo, las Chivas hicieron valer su superioridad y se llevaron un agónico triunfo de 1-0
Estadio Olímpico Universitario, Ciudad de México -
  • Ángel Reyna y David Cabrera fueron expulsados
  • Chivas llegó a  cuatro puntos y Pumas se quedó con tres

Con 10 hombres, a pesar de la expulsión de Ángel Reyna y los yerros de Omar Bravo, las Chivas hicieron valer su superioridad y se llevaron un agónico triunfo de 1-0 con el sello de Fernando Arce para romper una sequía de casi 10 años en C.U. El mediocampista, que había estrellado un disparo al travesaño a 15 minutos del final, aprovechó un tiro libre al 89’ para darle al Rebaño sus primeros tres puntos del torneo y dejar a Pumas con un amargo debut en casa. Después de que la última victoria tapatía en este inmueble había sido en noviembre del 2004, el gol del contención llegó con tintes de justicia, ya que el Guadalajara acumuló las llegadas más claras y prueba de ello fue el primer remate al travesaño, temprano y gracias a un cabezazo de Jair Pereira al 9’. Uno de los aspectos positivos mostrado por Chivas fue su capacidad para jugar con un estilo definido. Prudentes y agazapados, tuvieron más claridad que los grises Pumas, quienes parecieron perder en el intercambio Matias Britos-Martín Bravo con el León. Mientras los visitantes ilusionaban a su afición que desbordó la Cabecera Sur, los felinos comenzaban a desesperar a los suyos en un prácticamente lleno Olímpico Universitario. El Guadalajara fue mejor pero aún quedó a deber en el funcionamiento, sobre todo porque Reyna hacía como que quería, al tiempo que Bravo nuevamente desperdició las más claras, tal como sucedió hace una semana  en su empate con Jaguares. El mochiteco se encontró con un bombón a metro y medio del arco que le dejó Aldo de Nigris al inicio del complemento. Sin embargo, se “paniqueó” y remató desviado para desperdiciar de manera similar como poco más tarde lo hizo Israel Castro con un par de disparos. Pumas generó peligro sólo un par de veces, la más clara al 70’, cuando el portero Antonio Rodríguez le tapó un riflazo a Britos, luego de que Javier Cortés sacó al arquero antes de ceder la pelota porque se quedaba sin ángulo. La respuesta chiva fue un contragolpe de Bravo, a quien Verón le sacó el balón antes de disparar. Justo cuando el partido ya tenía a Chivas como dueño, Reyna vio la segunda amarilla por aventarle el balón al “Pikolín” luego de que había sido amonestado en la primera mitad por reclamar, aunque Pumas igual se quedó con 10 en la última jugada de la compensación por una dura falta de David Cabrera. Sin embargo, Arce apareció providencial al 89’ para mandar a las redes, marcar el 1-0 y desatar estallidos de alegría en la masa rojiblanca. Así, pareció confirmar un inicio de torneo en el que Chivas mostró que, más allá de pelear para evitar el descenso, tiene madera para ilusionarse con la Liguilla.

No te pierdas