Rayados y Santos no se hicieron daño

En duelo de invictos, Rayados y Santos, terminaron ahogados en el grito de gol gracias a las buenas intervenciones de Oswaldo Sánchez y Jonathan Orozco
En duelo de invictos, Rayados y Santos, terminaron ahogados en el grito de gol gracias a las buenas intervenciones de Oswaldo Sánchez y Jonathan Orozco
 En duelo de invictos, Rayados y Santos, terminaron ahogados en el grito de gol gracias a las buenas intervenciones de Oswaldo Sánchez y Jonathan Orozco  (Foto: Notimex)
Estadio Tecnológico, Monterrey, Nuevo León -
  • Lucas Silva y Darwin Quintero estrellaron sus disparos al poste
  • Oswaldo le tapó la ocasión del gane a Omar Arellano al minuto 90

En duelo de invictos, Rayados y Santos, terminaron ahogados en el grito de gol gracias a las buenas intervenciones de Oswaldo Sánchez y Jonathan Orozco, quienes  se encumbraron como las figuras del encuentro. En menos de 20 minutos, el guardameta santista tuvo que ver peligrar su marco en dos opciones claras de gol elaboradas por Lucas Silva, inclusive en una contando con demasiada suerte ya que el balón pegó en el poste. Buscando herir con contragolpes, Los de la Comarca crearon sus opciones; sin embargo,  Javier Orozco no logró agujerar las redes albiazules en dos ocasiones donde Orozco sí tuvo que emplearse a fondo. Al cierre del primer tiempo, Suazo, quien se encontraba solo frente al marco, desaprovechó un pase de ‘taquito’ de Stefan Medina, ya que mandó su disparo por encima de la portería. En el segundo lapso ambos clubes buscaron la victoria pero la pizarra nunca se movió; el partido pasó muchos ratos en el medio campo, los visitantes cómodos con el punto, mientras que los locales no tenía la proyección debida para ofender a los laguneros. Carlos Barra refrescó su ataque e hizo ingresar a Dorlan Pabón, quien en uno de sus primeros balones que tocó, generó peligro pero sin efectividad. Al 67, Darwin Quintero, hizo soñar a los visitante que sí podían cortar la mala racha en el Tecnológico, sede donde no ganan desde el 2002 pero su disparó se estrelló en el poste. A punto del silbatazo final, Omar Arellano, quien había entrado de cambio, sacó un zurdazo que iba directo a gol pero Oswaldo Sánchez le realizó una gran ataja al balón y así cortó la racha de triunfos de la Pandilla.

No te pierdas