Alustiza le robó el invicto a los Rojinegros

Matías Alustiza se robó la noche en Pachuca. Sus tres goles lo consagraron como la figura del encuentro, y con eso fue suficiente para demostrar la superioridad del cuadro local sobre unos...
Matías Alustiza se robó la noche en Pachuca. Sus tres goles lo consagraron como la figura del encuentro, y con eso fue suficiente para demostrar la superioridad del cuadro local sobre unos Rojinegros del Atlas inoperantes.
 Matías Alustiza se robó la noche en Pachuca. Sus tres goles lo consagraron como la figura del encuentro, y con eso fue suficiente para demostrar la superioridad del cuadro local sobre unos Rojinegros del Atlas inoperantes.
Estadio Hidalgo, Pachuca, Hidalgo -
  • El delantero argentino hizo un triplete ante los Rojinegros
  • Atlas perdió el invicto en el torneo

Matías Alustiza se robó la noche en Pachuca. Sus tres goles lo consagraron como la figura del encuentro, y con eso fue suficiente para demostrar la superioridad del cuadro local sobre unos Rojinegros del Atlas inoperantes, que en el pecado de entregar la pelota, llevaron la penitencia. Se fueron goleados a manos de los Tuzos, al son de 3-1. Tarde o temprano, la solidez defensiva del Atlas sería desenmascarada. La última línea del equipo de Tomás Boy venía mostrando un comportamiento irregular durante varios partidos, pero la contundencia de sus atacantes ocultaba las carencias, pero el “Chavo” Alustiza se encargó de quitar el velo. En la primera mitad, Atlas decidió asumir la postura de equipo visitante, entregándole la pelota y el dominio de las acciones a Pachuca, aunque tardó en reflejarlo en las acciones del encuentro. Los Tuzos fueron quienes tocaron en más ocasiones la puerta de Federico Vilar. Matías Alustiza, Dieter Villalpando y Walter Ayoví fueron los que generaron más peligro en el arco rojinegro, mientras que el paraguayo Caballero fue el único que se acercó tímidamente al “Conejo” Pérez. Pachuca clavó un cuchillo cuando Atlas bajaba los brazos, en espera del cierre de la primera mitad. Al minuto 43’, Daniel Arreola desbordó por el lado izquierdo, puso un centro al corazón del área, ante la displicencia de Facundo Erpen y la tardía reacción de Edgar Castillo. Casi sin necesidad de saltar, el argentino Matías Alustiza remató cruzado ante la salida de Federico Vilar, para poner en ventaja a los Tuzos. El mismo “Chavo” Alustiza clavó otra daga profunda, en el arranque de la segunda parte. El atacante tomó una pelota que Pachuca recuperó en media cancha, enfiló al arco rojinegro y dejó sembrados a Erpen y Enrique Pérez, después gambeteó a Federico Vilar, convirtiendo un golazo. Atlas estaba herido de muerte. El desorden táctico generado por la desventaja provocó que al 72’ Aldo Leao Ramírez cometiera un penal dentro del área sobre Walter Ayoví, en una jugada donde tenía pocas opciones de trascender. El cobro fue de Matías Alustiza, quien se consagró como la figura del encuentro, al marcar su tercer tanto en el encuentro y liquidar el resultado. Atlas tuvo una tímida reacción, al 78’. Alfonso González hizo el gol “de la honra” para la causa rojinegra, luego de una jugada de riñones, donde Rodrigo Millar puso un centro raso para Enrique Esqueda, pero resultó un rechace defensivo que le favoreció a “Ponchito”, quien con dificultades empujó la pelota al fondo y acercó en el marcador. No le alcanzó al Atlas, y ahora los Rojinegros perdieron el segundo puesto de la clasificación general, pues la victoria de Rayados los desplazó al tercer puesto, por diferencia de goles.

No te pierdas