'Apagó' Suazo canto de Gallos Blancos

En medio de las penumbras por el apagón que retrasó el duelo, Monterrey derrotó 0-1 a Gallos Blancos que nunca encontró claridad y que se perdió en la oscuridad de la falta de ideas y de la falta...
En medio de las penumbras por el apagón que retrasó el duelo, Monterrey derrotó 0-1 a Gallos Blancos que nunca encontró claridad y que se perdió en la oscuridad de la falta de ideas y de la falta de definición en las dos jugadas que tuvo para anotar.
 En medio de las penumbras por el apagón que retrasó el duelo, Monterrey derrotó 0-1 a Gallos Blancos que nunca encontró claridad y que se perdió en la oscuridad de la falta de ideas y de la falta de definición en las dos jugadas que tuvo para anotar.  (Foto: Notimex, )
Ciudad de México -
  • Un apagón en el estadio retrasó el juego más de 30 minutos en el segundo tiempo
  • Monterrey alcanzó al América en la cima de la Tabla General con 16 unidades

En medio de las penumbras por el apagón que retrasó el duelo, Monterrey derrotó 0-1 a Gallos Blancos que nunca encontró claridad y que se perdió en la oscuridad de la falta de ideas y de la falta de definición en las dos jugadas que tuvo para anotar en la parte inicial del encuentro.   Sabedor del potencial que tiene en ofensiva, el cuadro de Carlos Barra cedió la iniciativa un Querétaro que la adoptó, pero no supo aprovecharla e incluso pecó de inocente.   Ángel Sepúlveda tuvo la opción más clara para los emplumados cuando se fue solo frente al portero Ibarra, pero al momento de definir recibió un ligero empujón de Efraín Juárez que lo desequilibró y terminó por mandar el balón muy desviado de la portería regiomontana.   Sanvezzo quiso meter nervio en la cabaña visitante con mucho ímpetu, pero justo cuando parecía que Gallos encontraría el tanto, pagó cara su osadía. Dionicio Escalante prendió de aire una pelota dentro del área y reventó el travesaño, aunque eso se convirtió en el inicio del gol de Monterrey, pues el balón llegó a los pies de Pabón, quien cedió a Suazo para que convirtiera el tanto en tres toques.   La máxima de gol fallado, gol en contra se cumplió a la perfección y la ofensiva rayada volvió a demostrar su poderío y efectividad para sentenciar los partidos en pocas opciones.   Para el segundo tiempo Ignacio Ambriz realizó dos modificaciones y Querétaro volvió a ser dueño del balón y del ritmo del partido, pero sin encontrar claridad al frente pese a los intentos reiterados de Danilinho, pues la defensa de Monterrey mantuvo el orden en todo momento hasta que llegó el apagón.   Fue más de media hora de espera la que tuvieron que pasar ambos equipos hasta la reanudación del encuentro y justo cuando el equipo local vivía su mejor momento.   Querétaro siguió con el ímpetu y buscando la portería rival, pero no logró abrir el orden defensivo que Carlos Barra le puso en la segunda mitad y aunque en el último suspiro el portero Ibarra tuvo que emplearse a fondo, Rayados se llevó tres puntos para igualar al América en la cima y propinarle su segunda derrota consecutiva a los emplumados.