El Rebaño, de lo grave a lo lastimoso

La tormenta a nivel directivo no encontró alivio en la cancha y la derrota de esta noche por 3-1 en Toluca fue reflejo de que la debacle en Chivas es en todos los ámbitos, tan grave como lastimosa.
Estadio Nemesio Diez, Toluca, Estado de México -
  • El Guadalajara sufrió los goles clave cuando más se ilusionaba
  • Édgar Benítez marcó un doblete y Bustos vivió su último juego en Chivas

La tormenta a nivel directivo no encontró alivio en la cancha y la derrota de esta noche por 3-1 en Toluca fue reflejo de que la debacle en Chivas es en todos los ámbitos, tan grave como lastimosa.

Un par de días después de la renuncia de su Director Deportivo, Juan Francisco Palencia, el Rebaño cayó por enésima vez en el torneo y configuró así un argumento más para poner el punto final del entrenador Carlos Bustos, quien dejó el banquillo al finalizar el encuentro.

La realidad fue cruel esta noche con los tapatíos, que justo en los mejores momentos recibieron las estocadas de unos Diablos que no hicieron más que confirmar su carácter invencible en casa, donde acumulan cinco victorias en fila.

Apenas a los 5 minutos, el Rebaño ya había inquietado tres veces a Alfredo Talavera. De ello, lo más peligroso fue un disparo de Ángel Reyna cuando todavía no se cumplía un minuto de juego, así como un cabezazo de Omar Bravo.

Los tapatíos resentían poco las numerosas bajas (Carlos Salcido y Aldo de Nigris por lesión, e Israel Castro y Néstor Vidrio por suspensión). Y es que al 14’ nuevamente apareció Reyna con un bombazo desde lejos que terminó en el travesaño tras un manotazo salvador de Talavera.

Sin embargo, todo volvió a su cauce y de manera sorpresiva, pues cuando mejor jugaba el visitante llegó el 1-0 de Paulo da Silva con el sello de la casa: un cabezazo en todo lo alto en tiro de esquina.

En vez de liquidar, los Diablos simplemente controlaron el juego, hasta que de manera fortuita cayó el empate gracias a Fernando Arce, quien como por no dejar soltó un zapatazo de poco peligro pero que fue machucado por Richard Ortiz y terminó en las redes al 51’.

De pronto las Chivas parecían revivir. Pero el destino sólo les regaló 7 minutos de gozo, ya que al 58’ llegó el 2-1 de Édgar Benítez, quien disparó desde fuera del área y se benefició de un desvío del “Chatón”.

O son escandalosas o no son derrotas las recientes del Guadalajara. Por ello, apenas al 60’ cayó el 3-1, nuevamente de Benítez al llegar vertiginoso al área y empujar un gran centro de Lucas Lobos por derecha.

Todavía el portero Antonio Rodríguez salvo un disparo de Richard Ortiz, porque el Toluca estuvo más cerca del cuarto que el Rebaño de acortar distancias, a pesar de los ingresos de Giovani Hernández y Carlos Fierro.

Así, el Toluca llegó a 21 puntos y se mantuvo al acecho de los líderes, en el cuarto puesto, mientras los tapatíos se estancaron con 10 unidades también en el cuarto lugar… aunque de abajo para arriba.

No te pierdas