Águilas y Chivas, intensidad sin definición

América no pudo derrotar a Chivas en el Clásico Nacional, en un partido en el que hubo pocas emociones.
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • América no pudo ganar ningún Clásico y tampoco pudo marcar gol en ninguno
  • Toño Rodríguez realizó la atajada del partido a un cabezazo de Oribe Peralta
  • El árbitro Roberto García Orozco no pitó un penal claro en favor de Chivas

Ni tan bueno América, ni tan malo Chivas. En un Clásico que estuvo lejos de responder a la expectativas, el futbol que por momentos mostró América careció de definición y Chivas encontró el orden que no había tenido en el torneo para concretar un 0-0 que no dejo satisfecho a nadie, aunque para Chivas es un punto más en su lucha por la permanencia. El liderato que América sostuvo y que toma tintes de definitivo en el Apertura 2014 tendrá la "mancha" de no haberle podido ganar a ninguno de sus acérrimos rivales e incluso de no haber podido festejar ningún gol ante ellos, algo que genera dudas de cara a su incursión en la pelea por el título. Algunos minutos manejaba la pelota Chivas, otros América. Lo cierto es que las llegadas del primer lapso que más nervio le pusieron a la portería rival fueron la de los locales, aunque tampoco algo inminente de gol. Un cabezazo de Molina y un disparo de Paul Aguilar que rechazó el arquero rojiblanco con apuros fueron lo más peligroso del cuadro azulcrema, mientras que el Guadalajara apeló a algunos rebotes en el área rival para inquietar, aunque no poner a trabajar a Moisés Muñoz. Ni Chivas ni América lograron ejercer un dominio claro. Lo único claro en el partido fue el penal que Paul Aguilar cometió al despejar con la mano una pelota y que, pese a su buena ubicación, no marcó el árbitro Roberto García Orozco que de esa forma manchó el trabajo hecho en lo que fue su primer Clásico Nacional. Las malas noticias para Chivas llegaron a los 20 minutos cuando Jair Pereira quedó tendido sobre la cancha y tuvo que salir de cambio por lesión. América quiso responder a la jerarquía del liderato general y apretó en el segundo tiempo. Fue la pelota parada la que le entregó la opción más clara cuando un centro por izquierda recorrió toda el área hasta la llegada de Paul Aguilar quien disparó y cuando el Azteca comenzaba a cantar gol se encontró la pierna de Marín, quien ingresó para apagar cualquier grito. Mohamed echó mano de Rey y también de Layún buscando el desequilibrio, mientras Chivas poco a poco se iba quedando atrás y apenas salía de su medio campo en algunas pelotas que intentaban crecer pero no llegaban a más. Fue hasta el pasados los 80 minutos cuando ambos se animaron. Primero un gran centro de Sambueza que Oribe remató de cabeza abajo y provocó la atajada del partido de la autoría de Toño Rodríguez y justo del tiro de esquina que resultó, El canterano rojiblanco David Ramírez se armó una jugada que lo llevó a estar solo ante Muñoz, pero también elegir la peor definición. Al final el empate a cero goles sabe a más para el Guadalajara que va tomando forma después del desastre que fue al comienzo, mientras que América ligó su segundo partido sin triunfo y con Toluca y Atlas en el futuro inmediato.

No te pierdas