Tiburones se conformaron con el empate

Veracruz se conformó con la victoria que obtuvo en el juego de Ida de la Llave 1 de la Copa MX y con un somnoliento empate a cero en la cancha del Estadio Luis 'Pirata' Fuente, el cuadro jarocho...
Veracruz se conformó con la victoria que obtuvo en el juego de Ida de la Llave 1 de la Copa MX y con un somnoliento empate a cero en la cancha del Estadio Luis 'Pirata' Fuente, el cuadro jarocho se llevó el punto extra.
 Veracruz se conformó con la victoria que obtuvo en el juego de Ida de la Llave 1 de la Copa MX y con un somnoliento empate a cero en la cancha del Estadio Luis 'Pirata' Fuente, el cuadro jarocho se llevó el punto extra.
Estadio Luis 'Pirata' Fuente -
  • Los Tiburones llegaron a cinco unidades en el Grupo 2; Altamira sumó su primera unidad

Veracruz se conformó con la victoria que obtuvo en el juego de Ida de la Llave 1 de la Copa MX y con un somnoliento empate a cero en la cancha del Estadio Luis "Pirata" Fuente, el cuadro jarocho se llevó el punto extra y llegó a cinco unidades, con las cuales se puso de líder momentáneo en el Grupo 2 del torneo.

Altamira, que llegó con la necesidad de sacar el triunfo, no pudo abrir el aparato defensivo del conjunto escualo, que desde el primer minuto del encuentro dejó en claro que regalaría espacios y buscaría hacer daño a través de contragolpes.

A la defensa le funcionó la estrategia, pues la escuadra tamaulipeca nunca pudo ponerse de frente al marco local de una manera cómoda. Todos sus intentos terminaron estrellados o siendo rechazados por la zaga, que pasó pocos problemas para contener el ataque visitante.

Al ataque, la fórmula que utilizó el chileno Carlos Reinoso no tuvo efecto, ya que Estudiantes también supo mantener el orden en la última zona y a la hora en que se necesitó de la aparición de Óscar Jiménez, el portero supo hacer su trabajo de manera perfecta.

Fue sólo una llegada clara de gol la que tuvieron los Tiburones Rojos. Al minuto 72 Víctor Mañón, quedó solo frente a la portería después de un recentro, acomodó el cuerpo y sacó un disparo de derecha que atajó de manera excelente Jiménez, quien intuyó la jugada de Mañón y achicando el espacio tapó el tiro para evitar el tanto.

Fue lo más peligroso que hubo en los 90 minutos. Tras esa llegada el partido regresó a un ir y venir de la pelota sin que ambas escuadras tuvieran profundidad.

Altamira lo intentó hasta el final del encuentro, sin embargo no encontró la forma de quebrar el muro rojo, que al final logró defender la ventaja que sacaron hace ocho días en la casa de los Estudiantes.

No te pierdas