Xolos volvió a 'morder' a Pumas en casa

A pesar de jugar uno de sus mejores partidos en lo que va del torneo, Pumas sucumbió frente a Xolos por 3-0, en el Estadio Caliente.
A pesar de jugar uno de sus mejores partidos en lo que va del torneo, Pumas sucumbió frente a Xolos por 3-0, en el Estadio Caliente.
 A pesar de jugar uno de sus mejores partidos en lo que va del torneo, Pumas sucumbió frente a Xolos por 3-0, en el Estadio Caliente.  (Foto: Notimex)
Estadio Caliente, Tijuana, Baja California -
  • Los fronterizos continúan como sublíderes del torneo
  • Los felinos sumaron cuatro partidos sin ganar en Tijuana

La perrera más grande de México continúa siendo territorio prohibido para los Pumas, que una vez más fallaron en el interno por sacar su primera victoria de la frontera.

Ni ante la peor versión de unos Xolos, que se valieron de dos genialidades y un penal para ganar el duelo, los universitarios pudieron reflejar en el marcador los buenos momentos que vivieron, principalmente en los primeros minutos donde no pudieron concretar un par de llegadas a gol.

Parecía cuestión de tiempo para que los capitalinos se fueran al frente en el marcador, sin embargo una gran jugada de Gabriel Hauche, quien atravesó el medio campo y la defensa auriazul con gran facilidad, terminó en las redes visitantes al minuto 18.

Alfredo. Moreno, quien suplió al goleador Dayro Moreno, recibió la pelota dentro del área del argentino, se acomodó y de derecha sacó un disparo pegado al poste para marcar el 1-0 parcial.

Los del Pedregal apenas estaban asimilando el golpe, cuando en un tiro libre provocado por una falta de David Cabrera sobre Juan Arango, el propio venezolano se encargó de marcar el segundo con magistral cobro que metió en el ángulo de la portería de Alfredo Saldívar.

Fue todo para los felinos que se cansaron de ir al frente, de intentar abrir la zaga local pero sin ningún éxito.

Comandados por Javier Gandolfi, los Xolos se cerraron y soportaron los desabridos embates a la ofensiva del conjunto visitante, que basaron su ataque, principalmente, en centros por todos los sectores de la cancha.

Tijuana bajó la cortina e intentó incrementar la ventaja a través de latigazos. En uno de ellos, los fronterizos lograron incrementar la ventaja por medio de una pena máxima, por una falta de Darío Verón sobre Henry Martin.

Arango pidió la pelota y otra vez con su zurda privilegiada mandó el esférico al fondo para clavar el último clavo del ataúd de los Pumas, que por tercera ocasión consecutiva se fue con las manos vacías del Estadio Caliente.

 

No te pierdas