En un final cardíaco, Pachuca mató al América

Cuando parecía que todo estaba terminado con el 3-2 que Michael Arroyo convirtió al 88', Pachuca lo volvió a hacer.
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • Paolo Goltz se fue expulsado por roja directa a los 33 minutos
  • Darwin Quintero inició en la banca pero entró a los 15 minutos por lesión de Guerrero
  • Darío Cvitanich fue el encargado de marcar el penal que decretó el pase

El América parece vivir de los golpes, aunque ahora se encontró con un rival que sabe matar en el momento oportuno. Cuando parecía que todo estaba terminado con el 3-2 que Michael Arroyo convirtió al 88', Pachuca repitió la dosis que tanto Chivas como Cruz Azul conocían y marcó dos goles en tiempo de compensación para llevarse 3-4 el partido que terminó con un global de 6-7 a su favor.

Todo era algarabía en el Azteca, un momento histórico se volvía a vivir hasta que Roberto García Orozco marcó un penal en favor de los hidalguenses para que Darío Cvitanich, al que quisieron dar de baja por lesión, convirtiera con toda la frialdad del mundo para poner el 3-3 que minutos más tarde se convirtió en un triunfo de 3-4 gracias al gol de Cano.

Como si a esta serie le hiciera falta más vértigo que el de la Ida, la defensa del América, Penilla y Goltz se encargaron de agregarle toda la adrenalina.

El central argentino tuvo quizás el peor juego de su carrera cuando su distracción permitió que Gutiérrez manejara la pelota a placer en el área azulcrema, centrará y Penilla se quitara de encima a Samudio para poner el 1-0 que complicó todo para el equipo de Gustavo Matosas.

Sí, la lluvia, la desventaja y el Azteca invitaban a revivir un momento que está próximo a cumplir dos años. Incluso Paolo Goltz hizo más vivo ese recuerdo cuando decidió ponerle un planchazo en el estómago al "Chucky" Lozano y dejar a su equipo con 10.

Por si eso hiciera falta, Benedetto no estuvo fino, Oribe no encontraba opciones y el "castigado" Darwin entraba más por la lesión de Guerrero que por generar verdadero peligro.

Pachuca comenzaba a encontrar entonces los espacios propios de esa ventaja, aunque Salinas no supo centrar en un 3 contra 1 y Gutiérrez reventó el travesaño.

Parecía entonces que las Águilas ya no tenía respuesta hasta que el "Conejo" y Aquivaldo se encargaron de traer aún más a la mente el 13 de mayo del 2013. Fue entonces cuando, entre rebotes, Oribe marcó una chilena para el 1-1 a falta de tres minutos para concluir el primer tiempo.

Los de casa saliero volcados al frente para el segundo tiempo, Quintero dejó ir la primera de gol, pero Pablo Aguilar no desaprovechó el segundo error de la zaga tuza en el juego aéreo a los 56' y el Azteca explotó. Nuevamente el coloso de Santa Úrsula parecía ser escenario de un capítulo histórico para las Águilas.

El tanto que ponía al América en las Semifinales era aún festejado cuando apareció el golazo de Walter Ayoví, que junto al cambio de Matosas de sacar a Benedetto por Alvarado, parecían ser definitivos en la seria.

Pero no, faltaba todavía más emoción, sí más. En un final no apto para cardíacos, Arroyo marcó un golazo que significó el 3-2 que a tres minutos del silbatazo final parecía ser el pase azulcrema, aunque Pachuca tampoco bajó los brazos para repetir lo hechó ante Chivas en una Semifinal y con Cruz Azul en una Final.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×