Tigres devoró a un Tiburón vestido de atún

Los de la UANL le ganaron sin problemas a los Tiburones Rojos de Veracruz en el mismísimo puerto.
 Los de la UANL le ganaron sin problemas a los Tiburones Rojos de Veracruz en el mismísimo puerto.
Estadio Luis 'Pirata' Fuente, ante una regular... -
  • Gignac, Aquino y Sobis marcaron el rumbo con sus anotaciones

Tigres sacó la garra en el Puerto Jarocho y venció 1-3 a Veracruz, resultado que los colocó en la Fiesta Grande del fútbol mexicano, mientras que los escualos están en peligro, ya que esta derrota podría costarles caro en la lucha por un lugar en la Liguilla.

Un primer tiempo en el "Pirata" Fuente que tuvo en Tigres a su único protagonista, se plantó en medio campo y dominó la esférica. Fue justo al minuto 13 que Gignac sorprendió a los jarochos con un derechazo a la base del poste de la meta resguardada por Sergio García.

Minutos después, al 20’, Julio Furch tuvo la opción más clara para los locales en el primer lapso, pero Jorge Torres Nilo evitó el daño tocando ligeramente el balón antes de que el argentino definiera a puerta abierta.

Después de ese sobresalto, los universitarios volvieron a dar un golpe: Javier Aquino puso el 0-2 luego de un pase medido de Damm al exVillarreal, que solamente empujo ante una cabaña desguarnecida.

En la recta final de los primeros 45 minutos, el duelo mantuvo su ritmo, los escualos no lograron hacer daño pese a sus intentos y los del “Tuca” mantuvieron la ventaja.

Para la parte complementaria, al minuto 50, Rodrigo Noya marcó para los de casa, luego de rematar de cabeza tras un tiro de esquina y así poner el 1-2 en el marcador.

El escualo se animó a ir por el empate, pero la visita siempre fue superior. Muestra de ello fue que, al 63', Rafael Sobis puso cifras definitivas con un "trallazo" de pierna izquierda que entró en el ángulo.

El resto del partido siguió con control total de los neoleoneses, aunque lo más relevante ocurrió en las bancas: Carlos Reinoso le dedicó más de un recuerdo a la progenitora de Ricardo Ferretti, quien se limitó a sonreír ante los insultos del "Maestro", aunque dado el silbatazo final, ambos se fundieron en un abrazo.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×