Dio Pumas grande, muy grande, paso a la Final

Los Pumas se encargaron de destrozar la historia reciente y a las Águilas de un muy tímido Ignacio Ambriz al golear 0-3 en el Azteca
Los goles del: América vs Pumas (0-3)
Estadio Azteca, Ciudad de México -
  • El arbitraje volvió a ser factor en la Liguilla al anular un gol válido 
  • América debe marcar al menos cuatro goles en CU para pensar en avanzar

El viaje a Japón bien podría adelantarse unos días para América. Los Pumas se encargaron de destrozar la historia reciente y a las Águilas de un muy tímido Ignacio Ambriz al golear 0-3 en el Azteca para dar un zarpazo que tiene magnitudes de Final y que dejó un aroma tierras asiáticas en el Azteca.

Los universitarios se sobrepusieron a un craso error arbitral y aprovecharon las pésimas decisiones de Pablo Aguilar y Miguel Samudio, quienes sabedores de que tenían una amonestación, entraron de forma imprudente para dejar a su equipo con nueve hombres y el camino libre para que los felinos mataran la Eliminatoria.

Clave fue el trabajo de Ismael Sosa quien provocó ambas expulsiones y luego convirtió el primer tanto al ganarle la espalda a unos muy inocentes Erick Pimentel y Miguel Samudio para solo empujar la pelota y dejar sin oportunidad a Moisés Muñoz.

El partido estaba por reanudarse cuando Michel Arroyo empujó a Ismael Sosa, pero el árbitro le sacó la segunda amarilla a Samudio y entonces el puma olió a su presa y no la dejó ir viva.

En un contragolpe cayó el segundo gol de Pumas cortesía de Gerardo Alcoba, quien se integró al ataque, y minutos después Eduardo Herrera puso una losa que luce aplastante al marcar un golazo con la cabeza a centro del "revulsivo" Ludueña para dejar la ventaja en tres goles.

El crédito parece terminársele a Ambriz. El DT quiso "mantener" la desventaja de dos goles y metió a Güemez cuando la historia del América pide algo más que sobrevivir en una serie ante un odiado rival.

La diferencia fue tal que borró al América, incluido el error del cuerpo arbitral quien anuló un gol valido de Britos en el primer tiempo y exhibió la tibieza de dejar a un jugador como Darío Benedetto en la banca en una serie que parecía suplicar poner a los mejores hombres sobre la cancha.

América tendrá que apelar a una tarde épica e incluso con eso se ve complicado, pues hacer cuatro goles pareciera terrenal pero que el ataque más peligroso del torneo no te haga daño en su casa, se mira como un sueño guajiro.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas
×