El camino del 'Cubo'

Definitivamente que la forma en que Chivas trabaja con sus fuerzas básicas es especial y nadie puede poner en tela de juicio lo que se hace en el Rebaño Sagrado para producir elementos.

Definitivamente que la forma en que Chivas trabaja con sus fuerzas básicas es especial y nadie puede poner en tela de juicio lo que se hace en el Rebaño Sagrado para producir elementos que no nada más tengan el talento y las capacidades para jugar en Primera, sino que tienen la mentalidad necesaria para permanecer. Por muy diversas razones, el Club Deportivo Guadalajara suele abrir espacio para que futbolistas como Edgar Mejía, Xavier Báez, Marco Fabián De La Mora, Omar Arellano entre otros demuestren lo que llevan en los botines y esto es algo que pocos equipos en México efectúan, en gran parte porque con los jóvenes se corren más riesgos que con elementos de experiencia. Cuando Javier Hernández se fue al Manchester United dejó un vacío en la delantera tapatía que en su momento lucía difícil de llenar. Pero de pronto apareció un jovencito con mucha habilidad, de esos que tienen el futbol de nacimiento, vamos, el juego le brota del cuerpo como si fuera parte de su esencia natural de ser humano. Sí, me refiero a Erick “Cubo” Torres. A su corta edad, el “Cubo” parece haberse graduado al dar un muy sobresaliente juego en el clásico, lo hizo con estadio lleno y en el  partido de liga más importante para su equipo y su afición. Fue en parte gracias a su actuación que el Técnico americanista Carlos Reinoso se tuvo que tragar su orgullo junto con sus palabras. Todo esto es cierto y fue logrado por sus propios méritos, pero hay algo que también lo es por lo que considero importante hacer una pausa para comentar. Se trata todavía de un proyecto de jugador, tiene 18 años y apenas lleva seis goles en 11 partidos jugados. Es decir, todavía le falta mucho camino por recorrer y de no ser bien guiado podría terminar en el limbo futbolístico en lugar de realizarse como lo que hoy en día parece ser. Sería lamentable que justo ahora que comienzan a aparecer varias opciones para la delantera mexicana, alguien como Torres cayera en esas situaciones que siempre rodean a los futbolistas en desarrollo y que normalmente los llevan a una baja de juego para paulatinamente ir desapareciendo del espectro. Para el “Cubo” vendrán pruebas más exigentes que lo que fue el clásico, encarará con su club su primera Liguilla y se vestirá de verde para reforzar la Sub-20 en el Mundial de Colombia y es ahí cuando esa personalidad y ese desenfado por jugar debe lucir en todo su esplendor. Ojalá y al cubo lo sepan llevar y en un año o dos estemos hablando ya sin sorpresa de su aporte a este juego que está tan necesitado de personas que le den alegría, tal como él lo hace por ahora. Como siempre, quedo a sus órdenes en el mail de arriba y en el Twitter: @betoruizg

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas