La menospreciada Concachampions

La Liga de Campeones de la CONCACAF es y ha sido menospreciada por todos aquellos que formamos parte de alguna u otra manera, del gremio futbolero en México.

La Liga de Campeones de la CONCACAF es y ha sido menospreciada por todos aquellos que formamos parte de alguna u otra manera, del gremio futbolero en México. Tanto Directores Técnicos, jugadores, medios de comunicación y aficionados vemos hacia abajo para referirnos a esta justa que da un boleto al Mundial de Clubes.

Sí, es cierto que hay partidos malos, malísimos, equipos de muy bajo nivel competitivo pero eso no nos debería dar el motivo como para sentirnos la mamá de los pollitos. Digo es la zona en la que geográficamente nos toca competir y punto, si queremos otro tipo de roce internacional vámonos moviendo de área, tal como hizo Australia, pero les aseguro que no asistiríamos a tanto Mundial y mucho menos, al citado Mundial de Clubes. Eso no sería bueno para el negocio del futbol así que mejor será que tomemos en serio nuestras competencias y las enfrentamos como merecen.

Aún sigo sin entender cómo es que Ricardo Ferretti se atrevió a mandar al carajo al torneo más importante a nivel de equipos del continente, y menos puedo imaginar como se lo toleró su Directiva, eso no es de gente normal.

Pero volviendo a la Concachampions, que es el tema del que quiero hablar en esta ocasión, siento que cometemos el error de sentirnos por encima de  todos nuestros rivales y estamos dejando de ver que los equipos de la Major League Soccer cada vez se acercan más y en una de esas nos van a dar una tremenda cachetada con guante blanco.

En los Cuartos de Final de ida vimos buenos juegos con sobresalientes actuaciones de equipos de la MLS, Toronto y el Galaxy se dieron hasta con la cubeta en un partido de mucho contacto físico, Landon Donovan y David Beckham principalmente, sufrieron el jugar en un estadio hostil y aun así supieron venir de atrás para emparejar la serie a dos goles por bando.

Por otro lado se vio al joven equipo de Seattle imponerse al subcampeón mexicano, lo hizo ver mal, le jugó al famoso "pressing" y le quitó la pelota por largos lapsos del partido y de no ser por la genialidad de Hérculez Gómez, el Santos Laguna estaría contra la pared.  

Sería de tontos decir que los de vuelta carecen de atractivo, los juegos  cuentan al menos, con los elementos suficientes como para entretener al aficionado, toda vez que los involucrados han mostrado entrega y profesionalismo hasta el momento y esto lo digo también por las llaves entre Monterrey - Morelia y Pumas- Isidro Metapán.

Dejémonos pues de discriminaciones absurdas y actitudes soberbias, la Liga de Campeones de la CONCACAF nos da la oportunidad de ver duelos importantes contra equipos fuertes como los salvadoreños, hondureños o estadounidenses, entre otros. Sí, somos superiores a ellos en muchas cosas, pero en la cancha las historias se escriben por una pelea que cada vez resulta más difícil.

Desde aquí los invito a hacer los prejuicios a un lado y a disfrutar desde su propia trinchera de estos juegos que pintan para ser atractivos en muchos sentidos. La Concachampions, al igual que todos los torneos del mundo, ofrece partidos aburridos, disparejos o malos, pero también tiene juegos bien peleados, combates fragorosos, duelos estratégicos, partidos buenos, alegres, con goles y eso señores, es lo que hace de este deporte el más popular del mundo, ¿o no?

Como siempre quedo a sus órdenes en el Twitter: @betoruizg

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas