Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
Alberto Ruiz.

De refuerzos a refuerzos

Domingo 28 de Abril del 2013



En su momento, el giro de 360 grados que dio Santos Laguna en cuanto a la Dirección Técnica y las formas de trabajar, fue seriamente cuestionado por muchos. La salida de Benjamín Galindo para traer a un desconocido a México generó muchas dudas y animadversión entre varios que de una u otra forma vivimos ligados al futbol nacional, sin embargo hoy en día nadie puede negar que fue un acierto.

Pedro Caixinha cambió radicalmente la forma de trabajar, entrena todos los días con mano firme,  exige y grita  como pocos lo han hecho, al menos con los albiverdes, al mismo tiempo en que entiende y escucha las necesidades de sus jugadores, lo que a final de cuentas le valió para ganarse el respeto de sus dirigidos y de la prensa que ya no lo toma como un improvisado.

Vengo a esto porque considero que el verdadero refuerzo extranjero para este torneo fue el lusitano y no los que deberían serlo, Néstor Calderón, Mauro Cejas y Andrés Rentería, elementos que en este semestre poco o nada le han dado al club por distintas circunstancias y que, pese a ello, Caixinha supo llevar la nave por mares turbulentos hasta llevarlos a la antesala de un campeonato internacional y de una Liguilla.

Voy a tratar de explicarme mejor con números;  en 16 juegos del Clausura 2013, Pedro Caixinha entrega registro de 8 ganados, 5 empates y 3 derrotas, su ofensiva tiene 19 goles siendo la séptima mejor, su aparato defensivo es el mejor con apenas 11 goles permitidos, lo cual es novedad en Santos y ha sabido adaptarse a las características del plantel, es decir, no se casó con una sola idea de juego al entender que no todos tienen las condiciones para jugar a lo que el pretendía desde un inicio. Como dicen por ahí no se alocó poniendo la sala en la cocina ni la recámara. Tiene un rendimiento cercano al 60 por ciento sin contar con sus jugadores que le debieron reforzar al conjunto.

De  los jugadores antes mencionados es Néstor Calderón quien más minutos tiene al participar en 15 partidos, 11 en calidad de titular y 4 entrando de cambio.  En 813 minutos sobre la cancha solamente registra una asistencia, no tiene goles y lo que me parece más lamentable es que no quiso o no supo trascender como futbolista, está en el limbo de la medianía futbolera.

La contratación de Mauro Cejas fue un error hasta el momento, entiendo que se trata de un jugador que grandes condiciones y que, al poder jugar de enganche tiene un valor raro en el juego moderno, la apuesta de cambiarlo por Daniel Ludueña era interesante y todavía puede funcionar, pero nada cambiará el hecho de que el “Pitu” se pasó la campaña lesionado y que apenas entró de cambio este fin de semana, solamente tiene 35 minutos jugados. En todo lo demás está en blanco por supuesto.

El caso del colombiano Andrés Rentería es de alguna manera, extraño desde su concepción, la dirigencia lagunera apostó por un juvenil de 19 años con experiencia solamente en la Primera B de su tierra natal, con tan sólo un juego en la Primera colombiana. Se trata de un jugador que en los juegos de Pretemporada volaba jugando en la extrema derecha, abriendo la cancha en el último tercio, tal como le gusta a su entrenador, pero que en los juegos oficiales no ha mostrado nada que no sea nerviosismo. Condiciones las tiene es evidente que aún  está verde y que le falta madurez para pisar un estadio de Primera División.  El “Topo”  ha jugado en ocho encuentros, apenas uno como titular y no tiene goles en 215 minutos.

Estos son los cuatro refuerzos santistas que llegaron para principios de año y de los cuales solamente uno supo entregar cuentas rápidamente, Pedro Caixinha es sin duda, el artífice de esta nueva versión santista, nos guste o no, él es quien se echó el equipo al hombro y lo tiene entre los cuatro mejores a pesar de que no contó con nueva ayuda.
Mi Titear: @betoruizg

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios