Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
Alberto Ruiz.

Cándido y las razones de su traspaso

Domingo 9 de Junio del 2013



Cándido Ramírez tiene pinta de estrella, desde su debut en la Gran Final del Apertura 2011 se le notaron grandes cualidades como volante – extremo por el costado izquierdo, su buen control del balón y su velocidad le permiten desbordar dejando rivales en el campo para luego realizar la jugada maestra al tocar o definir como pocos mexicanos. Además es un futbolista joven, a sus 20 años recién cumplidos ya cuenta con un buen camino recorrido.

Su traspaso a Pumas llamó la atención de muchos reporteros al considerar que Santos perdió en el trueque por el atacante Eduardo Herrera y tienen razón, sin duda  "Candyman" tiene un valor mayor que el de ahora ex universitario.

Pero por otro lado, su actualidad no es la mejor, tuvo poca actividad con Pedro Caixinha y por momentos fue mandado a la banca en Toulón para darle entrada a otro santista de sus mismas características como es Alonso Escoboza, quien también le arrebató el puesto para el Mundial Sub-20 de Turquía. Es decir, que hay una razón de fondo que llevó a los dirigentes laguneros a cederlo en préstamo con opción a compra.

A este todavía proyecto de figura le ha costado un poco entender todo lo que viene con jugar en Primera División con un equipo acostumbrado a disputar Liguillas, pelear por estar en la parte de arriba y a la obligación de adaptar una filosofía de juego, a tener una identidad. No estoy en la postura ni soy de la idea de que debo defender a una u otra parte, pero como reportero que cubre principalmente a la fuente del conjunto lagunero, tengo el derecho y la responsabilidad de contar la película completa.

Desde la era de Benjamín Galindo fue enviado a la Sub-20 en al menos un par de ocasiones con la intención de darle una lección, en el Apertura 2012 jugó en 16 partidos pero solo 1 de ellos fue de inicio a fin. En su momento el propio "Maestro" declaró públicamente que su jugador necesitaba aprender, en pocas palabras ubicarse mejor como persona.

Esto continuó con la llegada de Caixinha quien simplemente no lo toleró, en la campaña pasada fue prácticamente borrado del cuadro al ingresar de cambio en 10 encuentros solamente y acumulando apenas 200 minutos sobre la cancha. En su lugar el portugués optó por habilitar a hombres de perfil derecho y de otras posiciones naturales como Hérculez Gómez o el canterano Mario Cárdenas, en este puesto tampoco le funcionó el cada vez más inoperante Néstor Calderón.

De ahí surge la idea de dejar ir al "Candyman" para traer de regreso a un Alonso Escoboza que, aunque sigue siendo un albur, cuando menos ya fue curtido en las canchas del ascenso.

En verdad pienso que el movimiento le va a venir bien a Cándido Ramírez, el cambiar de aire y llegar a un equipo en donde el entrenador lo verá con ojos nuevos le sentará bien ya que él también verá que las cosas pueden ser mejores,  el panorama se le abrirá y por consecuencia deberá jugar con mayor tranquilidad, tomará otras decisiones dentro y fuera de la cancha que a final de cuentas tienen que recaer donde deben para forzar que el buen camino que inició pueda ser retomado.

Mi Twitter: @betoruizg
 


Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios