Nunca serán olvidados

A sus 9 años quedó marcado de por vida. Como todos los chicos de esa edad, Steven tenía un primo favorito, Jon-Paul, un año mayor que él, con quién pasaba largas horas en el parque jugando futbol.

A sus 9 años quedó marcado de por vida. Como todos los chicos de esa edad, Steven tenía un primo favorito, Jon-Paul, un año mayor que él, con quién pasaba largas horas en el parque jugando futbol. Además de su parentesco, lo que más los unía realmente era su afición por el Liverpool. Ese año su equipo avanzó a las Semifinales de la FA Cup y recuerda bien que Jon-Paul presumió que asistiría al juego ante el Nottingham Forest en Sheffield. Steven sabía que se tendría que conformar con ver el resumen por televisión. El partido arrancó y fue cancelado a los pocos minutos. La programación televisiva fue interrumpida por noticieros cuyos conductores desconcertados comunicaban la tragedia de Hillsborough. Sus padres conmocionados lo mandaron a la cama, y con una profunda tristeza por las imágenes que acababa de ver, se fue a dormir cruzando los dedos y rezando para que ninguno de sus conocidos hubiera estado ahí. La mañana siguiente los fuertes golpes en la puerta lo despertaron. Eran sus tíos, los padres de Jon-Paul quienes devastados buscaban consuelo por la muerte de su hijo en Hillsborough. Ese momento fue uno de los más duros en la vida de Steven Gerrard, y asegura que su primo, el aficionado más joven de los que murieron ese día, lo inspiró para ser el futbolista que es hoy. El próximo miércoles en Anfield Road, el Capitán Gerrard encabezará al resto del equipo para el servicio religioso que se celebrará para conmemorar los 20 años de la tragedia de Hillsborough. Como cada año desde entonces, el Liverpool ha solicitado que no se le programe ningún partido en 15 de abril. Al estadio asistirán familiares y amigos de los 96 aficionados que perdieron la vida ese día. Ahí estarán una vez más sus parientes, los Gilhooley a quienes durante los minutos de silencio Gerrard dirigirá su mirada. Como cada año. Algunos datos: -La tragedia de Hillsborough no sólo marcó al futbol británico si no al mundial. A partir de ese momento, los estadios fueron modernizados y modificados. En todos los de Europa retiraron la cerca que dividía la tribuna de la cancha. También se prohibieron las gradas de pie, y se pusieron asientos en esos espacios. En Inglaterra prácticamente se obligó a que todos los partidos fueran transmitidos por televisión para evitar los amontonamientos en los estadios. -Leyendas como “The Truth” (La Verdad), “Justice” (Justicia) y “96 you´ll never be forgotten” (96 nunca serán olvidados), son aún vistas en las tribunas de Anfield Road durante los partidos. El tema sigue siendo aún polémico porque los afectados, aficionados inclusive jugadores exigen justicia y responsables. Todas las hipótesis señalan a la policía como la culpable por no haber sido capaz de establecer medidas mínimas de seguridad,y de no actuar a tiempo para prevenir un desastre. El Liverpool ha luchado publicamente por esta causa, y aunque saben que nada podrá regresar a las personas que murieron ese día, una disculpa por parte de los responsables le regresaría un poco de paz a los que todavía están.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas