Sin perdón

Ayer, durante el entrenamiento de los Rangers de Glasgow dos jugadores fueron obligados a abandonar la práctica e irse a casa.

Ayer, durante el entrenamiento de los Rangers de Glasgow dos jugadores fueron obligados a abandonar la práctica e irse a casa.

Eran el mediocampista Barry Ferguson, Capitán del equipo y de la Selección Escocesa, y el arquero Allan McGregor de 27 años y también seleccionado.

Resulta que, tras la derrota que sufrió Escocia el fin de semana pasado frente a Holanda, el técnico Burley dió permiso a sus jugadores de tomar un trago antes de ir a dormir. La mañana siguiente, cuando el equipo se presentó a desayunar, se encontraron con que sus compañeros Ferguson y McGregor seguían en el lobby tomando frente a los huéspedes del hotel. Inclusive, ya con unas copas de más, uno de ellos había rapado a su compañero.

Durante el juego eliminatorio de mitad de semana frente a Islandia, ambos jugadores fueron vistos en la banca, decisión que sorprendió a la afición y prensa ya que el partido era crucial en sus aspiraciones para asistir a Sudáfrica.

Las cámaras que estaban pendientes a la banca captaron como disimuladamente ambos jugadores hicieron señas obscenas que al día siguiente fueron publicadas por todos lados.

Hoy la Federación Escocesa emitió un comunicado anunciando que tras los incidentes de indisciplina ocurridos, los dos jugadores serán vetados de por vida de la Selección Escocesa y además recibirán un duro castigo en su club.

Lo increíble es que los dos jugadores son bastante jóvenes y les auguraba un buen futuro en su equipo y en la Selección. Ferguson ya sumaba 45 apariciones internacionales pero McGregor apenas había recibido su primera convocatoria.

Los actos de indisciplina son comunes en los equipos y selecciones, pero por lo general, el incidente se arregla internamente con una sanción económica, para no aplicar un castigo que repercuta en la cancha. En el caso de estos chavos,  la sanción de llevarlos a la banca fue quizá un poco arriesgada por parte de su técnico que sí obtuvo un buen resultado. Pero ojo porque lo que condujo a la Federación a tomar medidas drásticas fueron las señas que tontamente hicieron, eso sí no se los perdonó nadie.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas