Sueños de pasto

Por más que reviso su participación en la Confederaciones; las jugadas importantes, goles y triunfos, la Selección de Estados no me logra agradar futbolísticamente. Aunque reconozco y me sorprende.

Por más que reviso su participación en la Confederaciones; las jugadas importantes, goles y triunfos, la Selección de Estados no me logra agradar futbolísticamente. Aunque reconozco y me sorprende que hoy haya llegado a la primera Gran Final importante de futbol en su historia precisamente jugando así. Si hace dos semanas alguien nos hubiera dicho que Estados Unidos jugaría la Final de la Confederaciones,  y que además lo haría ante Brasil, hubiéramos pensado que estaba loco. Sobre todo porque en el torneo participaron España e Italia. El sueño americano sobre pasto se ha convertido en una realidad gracias al esfuerzo, confianza, y voluntad para desarrollar un proyecto a largo plazo llamado "soccer". Mientras aquí soñamos con jugar cinco juegos en un Mundial, a Estados Unidos le costó cerca de 40 años llegar a la ronda de Octavos de Final. Y comparado con las grandes selecciones europeas y sudamericanas, Estados Unidos es una Selección muy joven, a la que el nivel de su Liga no le ha beneficiado en nada, y con algunas figuras locales, y otros que juegan en clubes europeos de nivel medio ha conformado un grupo competitivo. A esto hay que agregarle la idiosincrasia norteamericana, que  una vez más se ha visto reflejada en un deporte. Esa actitud de que “todo es posible”.  Ese deseo de intentarlo todo, y el espíritu que poseen para desafiar todas las expectativas y pronósticos, son quizá el motor que ha llevado a este equipo a ganar un partido, y a trascender con todo y que futbolísticamente no son muy dotados. Brasil es el favorito para ganar mañana y eso también ha sido estudiado por los norteamericanos. Al repasar videos de los últimos juegos de Brasil han encontrado que en la Eliminatoria Sudamericana han empatado sin goles partidos importantes frente a Argentina, Bolivia y Colombia. Así, Estados Unidos tiene claro que cerrándose bien y esperando atrás logrará detener la brillantez y la magia de las figuras brasileñas. Al menos eso dicen los especialistas en Estados Unidos.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas