¿Quién pesa más?

Entre las fórmulas, sistemas de sorteo, elección de cabezas de serie, votos y revoltijos que sabe hacer bien la FIFA, hay uno que no se habían planteado hasta ahora y que es difícil manipular.

Entre las fórmulas, sistemas de sorteo, elección de cabezas de serie, votos y revoltijos que sabe hacer bien la FIFA, hay uno que no se habían planteado hasta ahora y que es difícil manipular. ¿Cómo hacer que los mejores jugadores del mundo vayan al Mundial? La atención y tensión del futbol del mundo se dividirá hoy entre Rosario y Copenhague. Los dos jugadores que ya han sido rivales y que serán aún más  en los próximos años, comparten el mismo sentimiento. El sueño de dos países netamente futboleros recae sobre sus hombros y sus piernas. La esperanza de su gente que no se los perdonaría, y las grandes marcas patrocinadoras que invierten millones de euros,  no sólo en ellos si no de una Copa Mundial, cruza los dedos para que Argentina y Portugal ganen. Hoy se disputa el verdadero trofeo al mejor jugador del mundo. Será una de las máximas pruebas para los dos futbolistas más consentidos en la actualidad. Hoy no estarán rodeados precisamente de los mejores jugadores del mundo si no de los mejores de sus respectivos países. Veremos si Cristiano Ronaldo y Lionel Messi saben responder en caso de emergencia, de vida o muerte en el futbol. Porque sus Selecciones y Seleccionadores han dirigido el 90 por ciento de responsabilidad hacia ellos, y esperan que hoy sea cuando den la cara y justifiquen ser los mejores pagados del planeta. Pese a las incómodas declaraciones Maradona, que en pocas palabras acusa Messi de seguir siendo un niño, la gran ventaja del argentino será que jugará  en su casa, en su querida Rosario en donde lo quieren más que a Diego. El caso de Ronaldo es más complejo ya que mientras los daneses han amenazado con derrumbarlo a patadas, y en algunos diarios publican fotos del portugués en la playa argumentando que eso es lo que le espera si hoy no salva a su Selección; en el fondo existe una especie de deuda de honor entre el jugador y su técnico Queiroz quién ha sido pieza fundamental del  éxito de la carrera de Cristiano.   Apenas hace unos meses cuando se vieron cara a cara en la Final de la Champions, Messi sí pudo y Cristiano salió a la cancha dormido en sueños de merengue. Hoy será distinto. Hagan lo que hagan tienen la obligación de estar en Sudáfrica.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas