Dosmilnueve

Cuento las horas para que termine el año y también me pongo a revisar los recuentos de lo mejor del 2009 que hacen en diferentes medios.

Cuento  las horas para que termine el año y también me pongo a revisar los recuentos de lo mejor del 2009 que hacen en diferentes medios.

Siempre se agradecerá  a la tecnología por  haber captado momentos históricos, inmortalizarlos y permitirnos verlos una y otra vez. En todos esos momentos en los que se rompieron récords, marcas, y se ganaron títulos coincidimos en que fue lo mejor. Sin duda.

Pero, el deporte también tuvo momentos que nos hicieron sentir, y quizá esos no fueron iguales para todos. Tampoco fueron necesariamente momentos heroicos y triunfales. Simplemente nos conmovieron, nos provocaron una mezcla de emociones que desde donde fuimos testigos nos hicieron guardarlos dentro de nuestra memoria para siempre.

Cada año que pasa en esta profesión te sientes afortunado de haber visto o seguido de cerca a grandes deportistas, atletas inmensos que nos regalaron momentos históricos.

Aunque hay algunos que seguro se me pasaron por mi mala memoria, aquí les comparto con lo que me voy a quedar 2009 que no pienso olvidarme.

Me quedo con las lágrimas de un grande como Roger Federer y Joseph Guardiola tras ganarlo todo. Los bailes y la sonrisa del más rápido de la Tierra, Usain Bolt, a quien pude ver en su viaje a México. La sorpresiva muerte de Antonio de Nigris. Los festejos de gol del valiente y bravo Aldo de Nigris. La tristeza de un estadio vacío en la liga por la influenza. La certeza de que no siempre los grandes futbolistas no son buenos directores técnicos como Maradona y Hugo. El descubrimiento del técnico más completo y mejor del mundo, Guardiola. La modestia y grandeza de Messi. El festejo del Barcelona en Roma después de ganar la Champions. La ostentosa presentación de Cristiano Ronaldo en el Bernabéu. La aclamación a Cuauhtémoc Blanco en el Azteca. El sufrimiento de México para conseguir el pase al Mundial. El folclor del sorteo Mundialista. El rostro intacto de Paccquiao después de noquear a Cotto. La majestuosidad del nuevo estadio de los Vaqueros de Dallas. La fuerza del escándalo para tirar al mejor golfista del mundo. La mano más oscura en el deporte. 

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas