Dios los hace...

O lo que es lo mismo, la llegada de Christian el "Chaco" Giménez a la institución cementera vuelve a poner juntos en un proyecto futbolístico a Enrique Meza con sus asistentes.

...y ellos se juntan en Pachuca y Veracruz.

O lo que es lo mismo, la llegada de Christian el "Chaco" Giménez a la institución cementera vuelve a poner juntos en un proyecto futbolístico a Enrique Meza con sus asistentes Eugenio Villazón y Daniel Ipata al lado de jugadores como Fausto Pinto y Joel Huiqui en una pequeña sucursal tuza en La Noria. Igual que los tiburones rojos del Veracruz vuelven a recibir a miembros de "aquel América" encabezados por el Presidente Raúl Quintana junto con Joaquín del Olmo, hoy su técnico y personajes como Cuauhtémoc Blanco, Reinaldo Navia, Carlos Infante (sombra y condición del Cuau para llegar) Isaac Terrazas ( Director Deportivo) mas los que se acumulen.

La historia no es nada nueva y nos remonta a muchos pumas repartidos primero en Atlante llegando de la mano de Miguel Mejía Barón o unos "tigres" que también parecían filial del pedregal dirigidos por Ricardo "Tuca" Ferretti.

Y es que en el mundo del futbol hay grupos o mancuernas que tratan de seguirse los pasos por cuestiones naturales. ¿Por qué creen que era obvio que Carlos Reinoso al llegar a Querétaro haya buscado a Germán Villa, Alvin Mendoza y hecho hasta lo imposible por llevar a Blanco?, lo mismo que sucedió cuando Daniel Guzmán fue llevado a Santos y lo primero que hizo fue jalar a Daniel Ludueña con quien hizo química en aquellos Tecos del 2005. Hace muchos años también era sabido que Carlos Miloc y su portero José Pilar Reyes caminaban juntos los andares futbolísticos y no menos famoso se recuerda el caso de La Volpe y Roberto Andrade. El tema es que por cuestiones de aprecio, gusto futbolístico, compromisos familiares o lo que ustedes quieran, el futbol es un reflejo de la vida diaria.

No es fácil en tiempos actuales ser empático con alguien, coincidir en intereses y si en el caso del futbol se trata de dar resultados rápidamente... ¡qué mejor que recurrir a quien ya se conoce!

Aunque la crítica aquí es que una cosa es buscar a los amigos para funcionar y otra el "cuatachismo" o "cuau-tachismo" de llevar a cuates que arropen a la estrella en aras de que se sienta bien dejando en segundo plano el tema profesional.

No dudo que Navia es un buen jugador... ¿pero será lo que necesita Veracruz? Y el caso de Carlos Infante ¿de verdad les suena a una contratación estudiada en base a características futboleras?

Pero bueno, en este curioso y "sui generis" mundo de las patadas cada quien hace con su lana lo que quiere y sobran ejemplos de caprichos cumplidos cuando de reunirse con amigos se trata o traer el goleador de moda con tal de dar el famoso "golpe mediático".

Es fácil predecir por ejemplo que el retorno del "Bofo" a Chivas resulta una apuesta interesante y con altas posibilidades de éxito y que la llegada del "Chaco" a Cruz Azul tampoco parece ser nada mala. Pero en honor a la verdad lo que pasa en Veracruz es la clásica historia del grupo de empresarios, políticos y millonarios reunidos en una Directiva que un día se ponen a imaginar sus caprichos y se dan el gusto de llevarlos a cabo suponiendo que el futbol se maneja así.

Suerte a todos, pero el tiempo suele poner a cada quien en su lugar.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas