Se muere Necaxa

El equipo está en terapia intensiva. Y aunque apenas se han jugado 4 jornadas, los “rojiblancos” parecen desahuciados pues no han sumado un solo punto de 12.

El equipo está en terapia intensiva. Y aunque apenas se han jugado 4 jornadas, los “rojiblancos” parecen desahuciados pues no han sumado un solo punto de 12, los demás involucrados se le escapan y en una medida desesperada han vuelto a cambiar de técnico. ¡Qué tiempos aquellos del Necaxa y el llamado equipo de la década en los noventas! Cuando Manuel Lapuente era su “Dios”, Enrique Borja el Presidente futbolero más feliz de la tierra y unos Rayos que hacían vibrar al Azteca con hombres como Nicolás Navarro, Efraín “Cuchillo” Herrera, Octavio Becerril, Ignacio Ambriz, Ivo Basay, Alberto García Aspe, Ricardo Peláez y por supuesto Alex Aguinaga. Y eso que no menciono a los de la “vieja guardia” pues obviamente no vi a los “Once hermanos” ni a los “Electricistas” y vagamente recuerdo al equipo de Majewski, Carlos Albert, el “Morocho” Dante Juárez, “Chato” Ortiz y Alberto Evaristo con aquel cuadro de la famosa victoria ante el Santos de Brasil con todo y Pelé. Pero todos los futboleros de México aún no siendo partidarios de ese club sabemos que hablar del Necaxa es hablar de historia y por eso su transformación a “Toros del Atlético Español” causó tanta polémica en los setentas aún cuando ese nuevo equipo emocionó a muchos que se sintieron identificados por esos nuevos colores. Para fortuna de los Ortiz de Pinedo, Juan Villoro, Anselmo Alonso y varios más el equipo regresó con su nombre y logotipo original y el episodio de los astados fue sólo un capítulo anecdótico en la vida de su escuadra. ¡Pero qué doloroso fue también su último descenso hace 2 años! todo luego de una mudanza a Aguascalientes que nos sorprendió pero que finalmente parecía el único remedio para salvarle la vida. ¿Qué no le ha pasado entonces a este equipo? Porque incluso asimilado el descenso de categoría fueron capaces los nuevos Rayos de ganar 2 torneos en esa Primera “A” y volver gracias a la dirección de Omar Arellano para beneplácito de sus “aguantadores” aficionados. Y de pronto, cuando las cosas parecían marchar por los rumbos de la tranquilidad algo pasó en el seno de ese club y precipitadamente hicieron el cambio de técnico que obviamente terminó por no dar los resultados que pensaban. Daniel Brailovsky es hoy para  muchos el gran culpable y yo creo que no sólo él entra en esa crítica pues hay que repartir entre muchos la debacle de este Necaxa que hoy se está volviendo a morir. ¿Dónde queda la responsabilidad para la Directiva y jugadores que a final de cuentas son quienes deciden en el terreno las situaciones que dan forma a esos malos resultados? Los Rayos son víctimas de las matemáticas y no se ve por donde puedan salvarse, se necesita un auténtico milagro y se han encomendado a un valiente que sabe que su nombre como técnico puede verse involucrado en la lista negra de los que descienden, pero aún así asume el reto. Bueno se llama Sergio y “mala” la situación en que se encuentra este enfermo…. ¿Lo salvará?

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas