Semana de inconsistencia arbitral

Esta jornada desató mucha polémica en torno a los señores árbitros, en especial, a Jorge Pérez Durán.

Fecha 13, donde se efectuó uno de los juegos más importantes entre dos equipos que se encuentran involucrados en el descenso, Puebla y Leones Negros. El empate no ayudo para nada a ninguno, pero un punto es uno, que los dejo casi en las mismas circunstancias, donde esto se definirá, considero, que hasta la última fecha. De igual manera esta jornada desató mucha polémica en torno a los señores árbitros, en especial, en el partido que enfrentó a Toluca y Atlas, donde el juego se desarrollaba con normalidad, e incluso con un gran trabajo arbitral de Jorge Antonio Pérez, quien sólo había amonestado a 2 jugadores uno por equipo. En el minuto 74, sancionó un penal en favor de Atlas, en su opinión por una mano deliberada del defensa toluqueño; Jordán Silva (me pareció que fue una mano involuntaria, ya que el balón fue al bíceps del defensor, a quien le sorprendió la pelota).Después de las desaprobaciones, cuestionamientos, etcétera, en fin, todo lo que sucede cuando se sanciona un penal, Pérez convence a los toluqueños de su primera decisión - es decir, penal-.Tras casi 3 minutos toma otra postura, al solicitar el balón a Juan Carlos Medina, para cambiar su primera opinión, -marcha atrás en la marcación del penal- se observó en pantalla de televisión, que Pérez habla mucho por el sistema de comunicación, con su equipo de trabajo ( árbitros asistentes y cuarto árbitro), después conversa con diferentes jugadores de Atlas, entre ellos Medina, Leao, Vilar y Caballero, donde supongo que les explica por qué rectifico su primera decisión, para indicarles que reanudaría con balón a tierra, tardo 2 minutos más, para reanudar el juego. Esto es lo que percibí a grandes rasgos. Punto 1, la regla 5 permite al árbitro cambiar una decisión, bajo ciertos argumentos, como lo explica esto: DECISIONES DEL ÁRBITROLas decisiones del árbitro sobre hechos relacionados con el juego, incluidos el hecho de que si un gol fue marcado o no y el resultado del partido son definitivas.El árbitro podrá modificar su decisión únicamente si de da cuenta que es incorrecta o, si lo juzga necesario, conforme a una indicación por parte del árbitro asistentes o del cuarto árbitro, siempre que no haya reanudado el juego o finalizado el partido. Lo cual sin duda actuó apegado a la regla de juego. Sin embargo, donde falla en el procedimiento, ES cuando la decisión que se toma se percibe de inmediato que es equivocada y se tiene que rectificar en ese instante, o si alguna indicación del asistente sucedió de igual manera.El tardar mas de 5 minutos para cambiar una decisión, desató mucha especulación, que si había recibido alguna llamada, que si alguien en el estadio le hizo cambiar la decisión, etc.Jorge Antonio tomó él solo la decisión; lo único que hizo en la comunicación, fue explicarles a sus compañeros que se había equivocado en su primera apreciación de la mano deliberada. También este hecho reveló la ignorancia de algún o algunos técnicos que no saben las reglas de juego, porque escuchamos en una declaración de uno decir: "esto es anti reglamentario". Lo cual, hizo patente que a pesar de tener cerca de 30 años dirigiendo o más, en la vida se han preocupado por leer las 17 reglas de juego. Una semana complicada en algunos juegos más. Se actuó de diferente manera en jugadas similares, como el partido entre Monterrey VS América, cuando Paul Aguilar cometió una jugada similar a la de Samudio. A Zavala, Arellano e incluso al mismo Paul ya no se le mostró la segunda tarjeta amarilla como correspondía; debido a la opinión que mostraba Roberto García, esto trajo como consecuencias la expulsión del técnico regio, que una vez al saberse expulsado, tardo en abandonar su área técnica, para dirigirse a su vestuario, después cuando finalizó el partido regreso a cuestionar al árbitro, del porqué de su expulsión, aún más fue al vestuario arbitral a seguir encrespándolos. Motivo por el cual fue sancionado. También tengo que comentar que hubo algunos juegos bastante bien arbitrados, como los casos de Cruz Azul VS Tigres, por Jorge Isaac Rojas, así como el Pachuca VS UNAM , por Óscar Macías. El duelo entre U de G y Puebla, lo hizo Francisco Chacón, donde hubo demasiadas faltas fuertes (temerarias como lo marca la regla) y dos más que en mi opinión merecían la tarjeta roja como fueron la de Alustiza ( plancha a la altura de la espinilla del adversario), la de Macue Robles (disputa del balón con el pie a la altura de la cabeza de un adversario, que incluso es más alto que Robles). Reapareció un arbitro, el caso de Miguel Chacón después de 12 jornadas, lo que demostró falta de continuidad en su partido ya que estuvo muy desubicado, apreciando de forma errónea algunas infracciones. Esto es inconcebible. La importancia que tienen los partidos debe ser consciente la comisión de árbitros  que debe prepáralos, ya sea en el Sub-20, 17 o en la segunda o incluso tercera, cuando menos 2 ó 3 semanas previas a un juego. Fue una semana de mucha inconsistencia arbitral.  

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas