La Copa Oro, nada fácil

La Copa Oro sigue desarrollándose, ya dejó fuera a la Selección de Honduras que con gran dificultad se clasificó a este torneo.

La Copa Oro sigue desarrollándose, ya dejó fuera a la Selección de Honduras que con gran dificultad se clasificó a este torneo.

Es cierto que en el juego amistoso contra nuestra Selección hizo un buen partido, consiguiendo un empate a cero goles. Se veía que pelearía por avanzar a la siguiente fase, lo cual no les alcanzó, posicionándose en el cuarto lugar, quedando fuera de la Copa. Esto es lo que ya debemos entender que los equipos centroamericanos siempre que juegan contra México, salen a jugar con todo, disputan cada balón con mucha intensidad (incluso en la mayoría de las ocasiones con brusquedad), no les importan las circunstancias, lo único que desean es ganarle a nuestra Selección, incluso existe una frase muy explícita "al Mundial no vamos, pero a México le ganamos".

Esto lo traigo a colación, ya que después del partido contra Guatemala, la Selección Mexicana recibió muchas críticas por diferentes circunstancias, ya que nosotros mismos como aficionados vemos por debajo del hombro a nuestros adversarios que compiten en nuestra área. Suponiendo que somos los mejores y que siempre debemos ganar, o más aún golear.

Lo cual en estos tiempos ya es imposible, porque el mundo del fútbol se ha globalizado, las distancias que existieron ya se han acortado. Muchos jugadores que conforman las Selecciones ya no juegan en sus Ligas locales, por lo que los niveles de juego se han incrementado. México en su cuadro titular cuenta con sólo 3 jugadores que participan en la Liga MX ("Maza" Rodríguez, Paul Aguilar y José Juan Vázquez).

Esto sucede con la mayoría de los equipos, el resultado contra Cuba fue fortuito, debido a todas las circunstancias que rodearon a esta Selección para llegar a este torneo. Por lo que, como aficionados, pensamos que todos los juegos tendrían que ser así de sencillos para que México goleara.

Contra Guatemala estuvo de manifiesto la superioridad futbolística de México, ya que las estadísticas mostraron la posesión del balón de nuestra Selección con un 80%, todo el juego prácticamente se desarrolló en cancha de los chapines. Donde creo que podemos ser mas analíticos es en la contundencia que ha faltado con nuestros delanteros, que han errado a la hora de definir.

El referee Armando Castro de Honduras que arbitró este partido no estuvo a la altura, ya que no se percató de la cantidad de faltas tácticas y reiteradas que le cometieron a Carlos Vela; así como un par de acciones que debieron indicarse como penal en favor del cuadro Tricolor, la primera de ellas en el minuto 13 donde después del cobro de un saque de esquina en favor de México, el jugador Contreras de Guatemala jugó el balón con la mano en forma deliberada -después de un empujón de Peralta - no siendo vistas por el árbitro.

Para la segunda parte hubo una falta más flagrante sobre Paul Aguilar, de igual manera en un tiro de esquina en favor del Tri; el defensa Hernández tiene abrazado a Paul Aguilar cuando el balón llega a esa zona, lo sujetó con mayor fuerza, lo que tuvo que marcarse como tiro penal en favor de México.

Claro está, las circunstancias pudieron ser otras. Ahora a seguir apoyando a nuestra Selección que ya está clasificada a la siguiente fase, sólo falta saber en que posición, contra los trinitarios saldrán sin duda a buscar el triunfo para pasar como primeros de su grupo.

Me han sorprendido gratamente los equipos caribeños que por vez primera clasificarán a la segunda fase los tres representantes. Ya están Haití, Trinidad y Tobago y Jamaica. Los árbitros hasta el momento han cumplido, sólo algunos juegos han estado por debajo de su nivel. Con apreciaciones complicadas en jugadas difíciles.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas