Lo que dejó la J10

La Fecha 10 tuvo buenos partidos que fueron muy disputados.

La Fecha 10 tuvo buenos partidos que fueron muy disputados, algunos equipos presentaron alineaciones alternativas por las competencias internacionalmente que tiene en puerta como son la Copa Libertadores y la Liga de Campeones de la CONCACAF.

Hubo algunas situaciones para destacar, una de ellas el triunfo por vez primera en el torneo de los Tiburones Rojos en los albores de su encuentro contra el Atlas; Puebla cada vez se consolida más en la Fase Final teniendo una buena regularidad, siendo ya un equipo altamente competitivo, le sacó un empate a Cruz Azul que dos semanas antes había goleado al líder general; Tigres y Pumas tuvieron el juego con menor número de llegada a las porterías empatando a cero goles; Los Xolos están convertidos en un equipo que de visitante les sienta bien ahora con su triunfo en Chiapas están ya en zona de calificación. Toluca por fin ganó después de nueve jornadas hundiendo aún más a Dorados en la lucha por no descender. Santos le endilgó otra derrota a los Tuzos que tuvieron 20 minutos del primer tiempo de desconcierto situación que aprovecharon los locales para derrotarlos.

El colofón fue el Clásico Nacional que dejó a todos los aficionados satisfechos por la intensidad con la que se jugó. Hacía más de 10 años que no veía un clásico con tantas situaciones mismas de un encuentro con estas características, jugadas polémicas en decisiones arbitrales, conatos de bronca, expulsados, goles, etc. Siendo el marco que sobresalió el apoyo de los aficionados del Guadalajara a sus jugadores, el resultado si bien es cierto no fue satisfactorio, si lo fue en la gran comunión entre afición y equipo, mucho tiempo sin que las Chivas tuvieran un respaldo total por parte de sus seguidores, los jugadores se batieron como grandes guerreros luchando por cada balón en disputa, motivo por el cual el joven Cisneros fue expulsado al caer encima de Paul Aguilar pisándolo con ambas piernas; la falta de un gran líder en las Águilas se volvió a poner en mi opinión de manifiesto ya que Paolo Goltz estuvo fuera de sus cabales durante gran parte del juego, siendo amonestado por cometer una infracción en la mitad de la cancha, además del empujón que le dio al árbitro (ahí tuvo que haber sido expulsado por esa falta de respeto) para después dar una patada descarada a Omar Bravo que le costó la tarjeta roja (la indisciplina de América es muy patente) sufriendo el conjunto amarillo de nueva cuenta por las expulsiones absurdas de sus jugadores que por poco les cuesta el empate. Insisto que no hay un líder ya que nadie, ha podido controlar estas indisciplinas sobre todo con los jugadores no nacidos en México.

En fin un clásico vibrante que complació a aficionados al futbol, desafortunadamente para nuestro gremio arbitral hubo errores (humanos) ya que son de apreciación en jugadas complicada que se presentaron, insisto en lugar de culpar al ser humano (árbitro) por las decisiones mal apreciadas, debemos entender la labor de cada uno, "El que menos desea equivocarse es el árbitro". En el terreno de juego es su verdad la jugada que vio en ese momento, con la tecnología que está inmersa en el futbol profesional sin duda desnuda la labor del árbitro, que tengo que comentarlo la tecnología ha rebasado el trabajo del árbitro más no el futbol.

Voy a citar una frase de un extraordinario árbitro Pierluigi Colina " Si el futbol no es perfecto, como pretenden que el árbitro lo sea".

Trabajo muy difícil para dejar al 100% satisfecho, en virtud de que al tomar una decisión siempre un equipo será beneficiado y por consecuencia el otro perjudicado.

Así que parte del gran espectáculo que se vivió en el estadio de Chivas, fue por todas las circunstancias que se presentaron.

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas