Estamos realizando ajustes en nuestros servidores para ofrecerte una mejor experiencia.
 
calderon

Entre el fut y el beis: 'Chito' García

Sábado 15 de Junio del 2013

  • El beisbol fue la pasión de Chito García. (Foto: Carlos Calderón)
  • García fue campeón con los Tiburones Rojos del Veracruz (Foto: )
  • El caso de García fue único en aquellos tiempos. (Foto: Carlos Calderón)
  • Fue compañero del famoso Luis de la Fuente. (Foto: Carlos Calderón)
 

En el famoso Café La Parroquia, entre la plática de viejos amigos como Goyo Fernández, Manuel Pérez Abascal y otros tantos, nació el que sería un gran conjunto de futbol: "Los Tiburones Rojos" del Veracruz.

Este gran equipo que en 1946 obtuvo el campeonato de Liga, era un conjunto plagado de estrellas: Joaquín “El Chamaco” Urquiaga, Luis "El Pirata" Fuente, Lecca y Enrico, “Negro” León y “Pachuco” Durán. Entre todos ellos, destaca un jovencito que sin ser una estrella, sobresale por su grandeza de carácter y enjundia: José Luis "Chito" García.

"Chito" García jugaba en el equipo de la escuela Naval, en donde estudiaba ingeniería. Se llevó a cabo un partido entre el equipo de la Escuela y el conjunto del Veracruz, recién admitido en la Liga Mayor de Futbol y el DT del conjunto escualo se enamoró de la forma de jugar de un chiquillo, que actuando de defensa, no dejaba pasar ni el viento. Al término del encuentro, Palomini, entrenador del Veracruz, se acercó para hablar con este muchacho llamado José Luis García, al que todos simplemente le decían “Chito”.

Entre otras cosas, lo felicitó por su enjundia y le dijo que le veía posibilidades para jugar en la Liga Mayor, hoy llamada Primera División.  Le dio la dirección del club y lo invitó a probarse con ellos. José Luis no lo pensó dos veces y fue para probarse. No tuvo que hacerlo, ya Palomini lo tenía contemplado.

El Veracruz armó un gran conjunto que esa temporada saldría campeón. "Chito" se convirtió en un medio defensivo temido por su dureza, aunque, debo decirlo,  también era desquiciable. En palabras de Palomini, “era un jugador inmaduro que perdía fácilmente la cabeza, aunque indispensable en mi formación”.

En un partido en contra ADO, el 26 de septiembre de 1948, García lesiona a un rival que lo había molestado a lo largo del partido, causándole fractura al maxilar superior y nariz. El árbitro lo expulsó y "Chito" lo encaró, no era la primera vez que lo hacía. Llegó la policía y se llevó al jugador a la cárcel, hasta donde fue Palomini y directiva a sacarlo.

El resultado, una suspensión de seis meses sin goce de sueldo por parte del Veracruz.

José Luis"Chito" García decidió que seis meses eran muchos y aceptó un contrato en el beisbol profesional mexicano, jugando para los Cafeteros de Córdoba. Este hecho suscitó una fuerte controversia, ya que al término de su castigo en el futbol, practicaba los dos disciplinas. "Chito" era al mismo tiempo jugador profesional en dos deportes, caso único en México.

Aún así, continuó, pero cada vez más gente –sin oficio ni beneficio- envidiosos de que el jugador fuera bueno en ambos deportes, presionó.

La carrera de García dentro de su corta estadía en el futbol era impresionante: 1 título de Liga 45-46 y un Torneo de Copa en la temporada 47-48, en cuya final en contra del Guadalajara, Chito anotó uno de los goles del triunfo. García, junto a su equipo Veracruz, había jugado en contra de cuadros de talla internacional como el Vasco da Gama de Brasil, River Plate  y Racing de Argentina y el Bratislava de Yugoslavia.

Gran amigo del “Pirata” Fuente y compadre de “Beto” Ávila, ante las controversias, García tuvo que terminar el contrato que tenía firmado con el Veracruz y una vez colgados los botines, hacer lo que en verdad era la pasión de su vida y en donde por cierto más ha destacado: el beisbol...

Twitter @CarlosCalderonC

Nota: Las columnas que se presentan en la sección Editorial de mediotiempo.com, son responsabilidad única de sus autores y no reflejan necesariamente la opinión periodística de Medio Tiempo.

Comentarios