La Pluma del 'Chicken'

Anuncio que por ahí a la mitad de la columna de hoy haré una pausa para mi rehidratación. Ahora sí, entrando en materia, tengo que decir que los Sugus de piña en México no tienen el papelito azul.

Anuncio que por ahí a la mitad de la columna de hoy haré una pausa para mi rehidratación. Ahora sí, entrando en materia, tengo que decir que los Sugus de piña en México no tienen el papelito azul, sino amarillo, pero lo que es un hecho, es que ver a Mourinho quejándose porque se le pegaban en los dientes y por el color con el que efectivamente se envuelven en España, me hizo pensar que si nos van a recontrafastidiar los partidos con sus mafufadas podrían pensarle por lo menos en algo más creativo como la parodia del técnico merengue. A mí no me engañan,  puede ser que tenga cara de menso, pero no hace falta ser muy neuronal para entender que si está lloviendo, hace un aire de los mil diablos, son las 9:25 de la noche y el partido de Liguilla está más bueno que las declaraciones de Gonzalo Pineda diciendo que le cantó el precio a Santiago Baños porque no lo conocía, lo que menos hace falta es una pausa pa’ jambarse un Gatorade. Les creería más que saliera corriendo como espontanea la jefa de los jugadores a tratar de ponerles un suéter por el cochino frío, que su quesque necesaria detención.   Ahora resulta que durante años, los árbitros se han tenido que comer las mentadas de madre de todos los que vemos el futbol,  porque de que la calabacean, la calabacean. O se les van las tarjetas, o parece que la roja les pica las nachas y hay que traerla afuera de la bolsa –verdad “Chiquimarco”–, o ya no contaron un gol bueno, o ya marcaron un penal por mejores clavados que los de Paola Espinosa.  ¡Ahhh! Y es imposible que les ayude la tecnología porque entonces sí brincan todos a decir que se va a interrumpir el juego, y la manga del muerto; pero pa’ chutarme a los Aztecos comiendo Takis, si se puede cortar el ritmo de cualquier partido, ¿no?   PAUSA PARA MI REHIDRATACIÓN –Aquí le sugiero a toda la bola de anunciantes que nos invaden en la tele, se pongan en contacto conmigo y me hinchen de billetes, puedo decir que me estoy chupando desde una Lulú,  una Yoli, o un tepache, al fin seguro engaño a estos que me leen y pa’ cuando lleguen a estas líneas ya me los torcí con su comercialote. –   Lo peor del caso es que como su mentada pausa dura menos de 2 minutos, ni tiempo da para ir a echar una firma, o sea que a la de a wiwi hay que aguantar la Quiniela COMEX y los comerciales de Tecate y Bancomer como si ya por eso fuéramos a pararnos como resortes a comprar lo que ofrecen. De menos en el medio tiempo, ya sabemos que podemos ir a descomer la botana previa, echarle una llamadita a la novia, pegarle una leve mamporriza a los chamacos que no dejan ver el juego, o hasta correr por otro cartón. Pero estos mini anuncios no hay manera de evitarlos.   Ya ven que unos hojaldras amigos de lo ajeno le dieron vajilla a Juan Carlos Cacho con sus tacos en el aeropuerto, bueno, pues en su pausita podrían poner un video del atacante mentándoles la mauser a los ratas, o algo más educativo que sus comerciales que tristemente, si pensaron que no nos íbamos a dar cuenta, y que íbamos a creer que era muy lógico en esas condiciones, pues les falló… ¿Cuántas veces les tocó que la ruca que tenía que llevar las naranjas para la cáscara dominguera se quedara dormidota?  Y ¿Apoco por eso dejamos de jugar? Ya mejor ahí le paro que ya me enchilé, nos leemos pa’ la otra… voy por unos Takis. Nota: Cómo yo sí sigo siendo bien wey, todas las marcas que aparecieron en esta columna, fueron de a grapa, porque nadie me vino a dar ni un varo por anunciar a estos cuates. Carlos “Chicken” Muñoz está al aire de lunes a viernes de 6:00 a 10:00 y los sábados de las 13:00 a las 14:00 horas por 88.9 Noticias. En Twitter: @carloschicken

Newsletter MT
Suscríbete a nuestro boletín de noticias deportivas.
No te pierdas